Últimas noticias..

China rompe diálogo de ciberseguridad con EEUU tras cargos a sus militares



El Gobierno de China protestó hoy enérgicamente por la decisión de EEUU de
“Dada la falta de sinceridad de EEUU en resolver asuntos relacionados con la ciberseguridad a través del diálogo y la cooperación, China ha decidido suspender las actividades del Grupo de Trabajo Cibernético Chino-Estadounidense”, anunció en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Qin Gang.
La fuente oficial aseguró que los cargos contra los militares chinos, acusados por el Departamento de Justicia de EEUU de espionaje industrial a gran escala, “están basados en falsedades y violan gravemente las normas básicas que gobiernan las relaciones internacionales”.
“Los argumentos están basados en falsedades y violan gravemente las normas básicas que gobiernan las relaciones internacionales”.
La decisión tomada por la Justicia estadounidense, añadió el portavoz, “pone en peligro la cooperación entre China y Estados Unidos, así como la confianza mutua”.
El Gobierno chino, informó, ha presentado una protesta formal al estadounidense, en la que le urge a “corregir su error y retirar los cargos“.
Según el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, el espionaje chino buscaba dar ventajas competitivas a empresas estatales chinas con la ayuda de una unidad militar de piratas informáticos con sede en Shanghái (este del país asiático).
Entre las empresas afectadas por el presunto espionaje electrónico industrial están United States Steel, Alcoa, Westinghouse Electric, SolarWorld, Alleghny Tecnologies y el United Steel Workers, el mayor sindicato de empleados de la industria del acero.
El Ministerio de Exteriores chino mantuvo que “el Gobierno de China, el Ejército y su personal nunca se han involucrado ni han participado en robos cibernéticos de secretos comerciales”, por lo que las acusaciones “carecen de todo fundamento y son absurdas”.
Al mismo tiempo, denunció que “China es víctima de graves robos cibernéticos estadounidenses, así como de actividades de vigilancia y escuchas”, que han afectado a instituciones oficiales, empresas, universidades e individuos del gigante asiático.
“China es víctima de graves robos cibernéticos estadounidenses, así como de actividades de vigilancia y escuchas”.
Las primeras acusaciones de ciberespionaje industrial a gran escala presuntamente realizado por el Ejército chino surgieron en febrero de 2013, cuando un informe de la empresa Mandiant adelantado por el diario “The New York Times” aseguraba que un grupo de piratas informáticos contaba con apoyo directo del Gobierno chino.
Las supuestas actividades de ciberespionaje de ese grupo, denominado “APT-1″, tenían su base, según la empresa, en un edificio de Shanghái propiedad del Ejército de Liberación Popular chino cuya localización exacta habían logrado confirmar.
Pekín siempre ha negado las acusaciones y ha asegurado que la República Popular “es una de las mayores víctimas” de estas acciones.
Por otro lado, tras el escándalo de espionaje masivo en internet por parte de Estados Unidos destapado en 2013 por el extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden -quien estuvo refugiado en la ciudad china de Hong Kong-, las acusaciones de Estados Unidos contra China perdieron fuerza, mientras Washington y Pekín acordaban colaborar conjuntamente en la mejora de la ciberseguridad.
El Gobierno de Pekín intentó a principios de este año mostrar su interés en la mejora de la seguridad en la red con el anuncio de un nuevo comité estatal para la seguridad en internet que estaría liderado por el presidente chino, Xi Jinping.
El pasado 15 de mayo, el informe anual del estatal Centro de Desarrollo de Internet aseguró que China sufrió en 2013 alrededor de 61.000 ciberataques procedentes del extranjero contra sus páginas web, una cifra que supone un aumento del 62,1 por ciento con respecto al año anterior.
Además, unos 10,9 millones de ordenadores dentro del territorio chino fueron manipulados para poder ser controlados desde servidores del extranjero, un 30,2 por ciento de ellos radicados en Estados Unidos, según el informe.
El 25 de agosto del pasado año, China sufrió el peor ciberataque de su historia, que afectó al dominio nacional (.cn) y durante horas impidió o dificultó el acceso a ocho millones de páginas web. EFE

1 comentario:

  1. Inicialmente, la gestión de la ciberseguridad se ocupó de proteger la seguridad en la información en las organizaciones de una manera reactiva. Sin embargo, los cambios en el entorno han obligado a evolucionar hacia una visión de la ciberseguridad mucho más proactiva, que pretende prevenir la enfermedad y no curarla cuando ya apareció.

    ResponderEliminar

DEJA UN COMENTARIO