Venezuela afronta guerra financiera activada desde el exterior


El presidente de la República, Nicolás Maduro, alertó que las fallas en los puntos de venta registradas este viernes en todo el país responden a un ataque a la plataforma tecnológica de intercambio comercial y de pago electrónico con tarjetas de débito y crédito, que se inscribe en la guerra financiera en marcha contra Venezuela.

“Ellos (la derecha) se están frotando las manos y preparan una emboscada contra el país, y no aparecen, mandan a meter la puñalada y se guardan por detrás”, alertó el Presidente.

La guerra financiera contra Venezuela comenzó con un bloqueo al pago en moneda extranjera a proveedores internacionales que impidió, desde hace tres meses, desembarcar de 29 barcos contenedores productos necesarios para el procesamiento y elaboración de alimentos en el país.

“68 días duramos en buscar mecanismos de pagar y eso por supuesto hay que decírselo al país, eso impactó negativamente en la distribución de alimentos” reveló en días pasados el coordinador nacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), Freddy Bernal.

Luego, la empresa financiera estadounidense J.P. Morgan mintió sobre un supuesto “atraso” de Pdvsa en el cumplimiento de los pagos de los cupones de bonos correspondientes a los años 2021, 2024 y 2035. Sin embargo, la estatal petrolera nacional aclaró que canceló oportunamente a los tenedores de bonos. J.P. Morgan nunca aclaró los sucedido. El Gobierno nacional anunció una demanda internacional contra la agencia financiera.

“Fue una operación brutal que duró semanas y que contó con la complicidad de un diputado (Voluntad Popular) Luis Florido, que se fue al mundo a hablar con los tenedores de bonos a declarar en contra de Pdvsa y provocar una crisis en el país”, denunció el presidente Maduro.

No hay punto

El más reciente ataque ocurrió este viernes con la paralización en los puntos de venta para el pago en tarjeta de crédito y débito por parte del Consorcio Credicard, empresa encargada en Venezuela del procesamiento de medios de pago electrónicos, manejo de las operaciones de tarjetas de crédito y débito de instituciones financieras.

El Consorcio privado atribuyó a “fallas técnicas” en su plataforma tecnológica los problemas en los puntos de venta. El presidente Maduro informó que los responsables de Credicard alegaron que estaban “cambiando el sistema, nos falló una pieza, y en una hora lo reponemos” dijeron según contó Maduro en un acto televisado en Caracas.

Sin embargo –explicó Maduro–, horas después los puntos de venta no funcionaban en pleno inicio de época decembrina, con la disponibilidad económica de la clase trabajadora de bonos navideños, conocidos como aguinaldos.

“Son operaciones sin rostro, para hacer daño silencioso, por debajo y confundir a un pueblo, molestar a un pueblo para intentar escalar lo que no han podido políticamente”, dijo al respecto el Presidente sobre la promesa de la oposición, a comienzo de 2016, a sus seguidores de tomar el poder político este mismo año.

Zozobra sin límite

El ataque al papel moneda también ha sido otro frente de la guerra financiera. Hace semanas el medio privado El Nacional mintió sobre un presunto límite diario de retiro (10 mil bolívares) en cajeros electrónicos de la banca nacional. Atribuyeron la supuesta decisión a la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), el ente regulador de la banca en Venezuela.

Sudeban aclaró que nunca autorizó a la entidades bancarias a limitar el retiro de efectivo. Lo que sí ordenó a los bancos fue cancelar con billetes de alta denominación el pago de pensiones y a no limitar la cantidad de efectivo que los pensionados deseen retirar.

La Asociación Bancaria de Venezuela –cuyos directivos fueron citados por Maduro a una reunión este sábadoen el palacio presidencial– informó que contrario a la especie del límite de efectivo en los cajeros, a partir del 1 de marzo de 2017 los tarjetahabientes podrán retirar en cajeros automáticos de otros bancos hasta 10.000 bolívares.

Precisamente sobre la circulación del papel moneda, el Presidente denunció una operación financiera dirigida desde Cúcuta, Colombia. “En Cúcuta hay almacenes enteros con los billetes de papel moneda de Venezuela, ¿cómo se llama eso?”.

Explicó el Mandatario nacional que la operación cuenta con la participación de mafias colombianas para dejar el país sin papel moneda. “No es la primera vez que sucede, lo mismo le hicieron a la revolución bolchevique de Lenin, a la China de Mao, a la Cuba revolucionaria, Nicaragua, a Chile de Allende, con la diferencia que para la época no existían las tarjetas de pago electrónico”.

En respuesta al boicot, Maduro anunció la pronta circulación de billetes de 500 y 5000 mil bolívares como parte de medidas para facilitar el flujo del sistema monetario nacional.

Estas acciones de guerra financiera ocurren en medio del acuerdo entre países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y No Opep, para reducir en 1,2 millones de barriles diarios su producción, lo que ha permitido que el crudo venezolano haya pasado de 38 dólares a 44 dólares el barril.

Antes del acuerdo histórico en la Opep, el país fue calificado con alto nivel de riesgo por parte del sistema financiero internacional, pese a que Venezuela ha pagado puntualmente sus compromisos internacionales con un balanza de pago que ronda los 60 mil millones de dólares. Sin contar que la nación suramericana tiene la mayor reserva petrolera del mundo con una cifra que supera los 299 mil millones de barriles.

AVN

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO