La OTAN a la conquista de Ucrania, Venezuela, Siria, Irán…

ROMULO PARDO SILVA – Se trata de apoderarse de los recursos de la Tierra en proceso de agotamiento. De tener el poder para beneficiarse contra otros.
Lo que ocurre en Ucrania es una “guerra de continentes” y en la que, en cierto sentido, ese país no tiene nada que ver, solo es una ficha de EE.UU. en un intento de seguir controlando el mundo, opinan expertos en geopolítica.” [RT]
En consecuencia todo país que defienda de manera independiente sus intereses es acosado política, económica, mediática y militarmente.
Un excandidato a la presidencia de Estados Unidos sostiene con franqueza:
“El senador republicano por Arizona, John McCain, declaró que EEUU debe enviar tropas de inmediato a Venezuela movilizando
una flota de buques a la región, y cree que debe convencerse a un grupo de países aliados en Latinoamérica como Colombia, Perú y Chile para que una fuerza militar esté preparada en términos operativos para impedir que Maduro destruya los derechos e intereses de EEUU en juego en la región hemisférica.
“Hay que estar preparados con una fuerza militar para entrar y otorgar la paz en Venezuela y sobre todo garantizar y proteger el flujo petrolero hacia EEUU, cuidando esos recursos estratégicos , y velando por nuestros intereses globales” , señaló McCain en una entrevista con la cadena NBC”. [Agencias-Rebelión]
En Venezuela ya hicieron el golpe de estado en 2002, no es una interpretación el plan de Washington y la derecha interna.
En Ucrania el objetivo es ganar para Occidente un estado para cercar a Rusia.
Paul Craig Roberts, antiguo adjunto al Secretario del Tesoro en el gobierno de Ronald Reagan, en su artículo Rusia bajo ataque (*) escribe:
“Muchos rusos se han quedado dormidos con el dedo en el interruptor, pero el Club Izborsk está tratando de despertarlos. En un artículo publicado en la revista Zavtra del 12 de febrero, expertos en geoestrategia militar advierten de que el uso que Occidente hace de las manifestaciones de protesta para revocar la decisión del gobierno de Ucrania de no entrar en la Unión Europea, han producido una situación favorable a un golpe de estado por parte de elementos fascistas. Tal golpe daría lugar a una guerra fratricida en Ucrania que constituiría una grave amenaza estratégica para la Federación Rusa.”
Los expertos llegaron a la conclusión de que si triunfa el golpe de estado, las consecuencias para Rusia serían:
- Pérdida de Sebastopol como base de la Flota del Mar Negro de la Federación Rusa;
- Purgas de rusos en el este y el sur de Ucrania, que producirían una avalancha de refugiados;
- Pérdida de la capacidad de fabricación en Kiev, Dnepropetrovsk y Kharkov, donde se trabaja para cumplir encargos del ejército ruso;
- Supresión de la población rusoparlante y “ucranización” forzosa de los rusos;
- Instalación de bases norteamericanas y de la OTAN en Ucrania, incluida la península de Crimea, así como apertura de centros de entrenamiento de terroristas en el Cáucaso, la cuenca del Volga y quizás en Siberia.
- Propagación de las protestas orquestadas en Kiev a las etnias de las ciudades de la Federación Rusa.
Los estrategas rusos concluyen que ‘consideran catastrófica para el futuro de Rusia la situación que se está conformando en Ucrania’.”
Los poderes occidentales saben que el capitalismo es insostenible y preparan una posición menos desfavorable en la nueva civilización eliminando obstáculos con tiempo. Los mayores son Rusia y China.
Concluye Craig Roberts: “Los inconscientes norteamericanos no están prestando atención y no tienen ni idea de que un puñado de peligrosos ideólogos conservadores está empujando el mundo hacia la destrucción.”
En Latinoamérica muchos tampoco entienden qué hay detrás de la intentona en Venezuela.
REBELION

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO