Últimas noticias

COUNTERPUNCH / Israel asesinó a Arafat: ¿Hará algo el mundo?

STEPHEN LENDMAN  / COUNTERPUNCH / Traducido por REBELION – - El 11 de noviembre de 2004, Arafat murió en un hospital de París. Tenía 75 años. Fue hospitalizado por una enfermedad no diagnosticada.
Se desarrolló en abril. Empeoró. Se deterioró gravemente. Necesitaba cuidados especiales. El 3 de noviembre, entró en coma. Días después murió.
Artículos anteriores discutieron su muerte. No fue accidental. No era natural. Evidencias creíbles apunta a asesinato.
Israel lo quería eliminar. Se volvió más activo que pasivo. Su ex asistente, Hani al-Hassan, dijo que él personalmente fue testigo de 13 atentados contra su vida.

Arafat dijo que sobrevivió a 40 atentados. En 1985, escapó de un ataque aéreo israelí en su cuartel general de Túnez. Causó la muerte de 73 personas. Él salió a correr poco antes de que Israel atacó.
En diciembre de 2001, los misiles israelíes atacaron su complejo edilicio de Ramallah. Fue llevado de prisa a un lugar más seguro poco antes del ataque.
Un portavoz militar israelí llamó al ataque como una advertencia. Se le había enviado un mensaje. Arafat estuvo marcado para la muerte.
En ese momento, él era un prisionero virtual dentro de su complejo presidencial (la Mukataa). Los informes médicos le mostraron en buena salud. Voceros cercanos a Ariel Sharon dijeron que el general israelí lo quería muerto.
Como ministro de Defensa en 1982, fracasó tratando de matarlo durante el asedio de Israel sobre Beirut. Dejó a los fascistas falangistas hacer su trabajo sucio. Llamó a la matanza de palestinos para “librar al mundo del terrorismo internacional”.
La evidencia sugiere que Sharon lo consiguió. Él mató a Arafat. En ese momento, la segunda Intifada estaba en su apogeo. Sharon declaró la guerra a los luchadores palestinos por la libertad.
“Debemos luchar contra este terrorismo, en una guerra sin compromisos para erradicar estos salvajes, desmantelar su infraestructura porque no hay compromiso con los terroristas”, dijo.
“Este terrorismo está activado, coordinado y dirigido por un solo hombre, el presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat.”
Él fue blanco para la eliminación. Sharon esperaba la aprobación de Washington. El Presidente del Partido Laborista, el diputado Haim Ramon, dijo:
“Sharon quiere que Arafat desaparezca y que sea reemplazado por un liderazgo palestino moderado”.
“Lo que está ocurriendo es lo que vemos ahora: la destrucción de facto de lo que queda de la Autoridad Palestina y la reocupación completa o casi completa de Israel de Cisjordania y Gaza.”
En ese momento, Netanyahu fue el principal rival de Sharon. Hizo un llamamiento para la “victoria militar total”.
“En primer lugar, debemos desmantelar la Autoridad Palestina y (eliminar)a Arafat. En segundo lugar, hay que rodear a los principales centros de población palestinos, purgarlos de los terroristas y erradicar la infraestructura terrorista”.
“En tercer lugar, debemos establecer líneas de seguridad de separación que permitan a las fuerzas armadas de Israel entrar en territorio palestino, pero impedir que los terroristas palestinos entren en nuestros pueblos y ciudades”.
Netanyahu, Sharon y otros extremistas israelíes querían que la resistencia palestina resultara destruida por completo.
Querían que Arafat fuera reemplazado por un liderazgo de la AP totalmente sometido. Eligieron a Abbas para reemplazar a Arafat.
Una vez aprobado por Washington, lo mataron. Eligieron el tiempo, lugar y método. Ellos pensaban que cubrían sus pistas. Se equivocaron.
Uri Dan, veterano periodista israelí, / confidente Sharon / en su momento portavoz, cree que Sharon mató a Arafat.
Se refirió a esto en su libro titulado “Ariel Sharon: An Intimate Portrait“. Creía que George Bush aprobó el asesinato. Dijo que Arafat fue envenenado.
El médico personal por mucho tiempo de Arafat, el doctor Ashraf al-Kurdi, lo creía. El 12 de agosto de 2007, Haaretz titulaba “El médico de Arafat: Había VIH en la sangre, pero el veneno lo mató”.
Al-Kurdi fue un ex funcionario del Ministerio de Salud de Jordania. El sitio de noticias jordano Amman lo citó. Dijo que el VIH fue inyectado en el torrente sanguíneo de Arafat poco antes de su muerte. El veneno lo mató.
Al-Kurdi desconfió desde el principio, diciendo:
“Por lo general era convocado para asistir a Arafat inmediatamente, incluso cuando todo lo que tenía era un simple resfriado. Pero cuando su situación de salud estaba muy deteriorada, optaron por no llamarme para nada”.
Después de su muerte, a al-Kurdi se le negó el acceso a su cuerpo. Exigió una investigación del gobierno francés.
En septiembre de 2005, dijo que “cualquier médico le diría lo mismo (los síntomas de Arafat lo reflejaban).”
Antes de ser trasladado en avión a París, había perdido la mitad de su peso corporal. Una rubicundez cubría el rostro. Su coloración general era amarillo metálico.
No cabía duda de que fue envenenado. Veneno de acción lenta. Tomó su tiempo matárlo.
El 12 de octubre de 2004, sospechosamente se puso mal, después de ingerir una comida. Los síntomas iniciales eran náuseas, vómitos y dolor abdominal.
Horas antes se encontraba en buen estado de salud. Los científicos los llaman síntomas gastrointestinales agudos “compatibles con la ingestión de una gran cantidad de radiactividad”.
“No hay otra causa que se podría identificar para explicar la aparición de los síntomas.”
Al-Kurdi inicialmente diagnosticó gripe. La salud de Arafat se deterioró. Médicos tunecinos fueron trasladados para verlo. No eran capaces de determinar el origen de su enfermedad.
El 29 de octubre, fue llevado en helicóptero a Jordania. Un avión del gobierno francés le esperaba. Fue trasladado en avión a París para recibir tratamiento de emergencia.
Médicos franceses no pudieron diagnosticar su enfermedad. Él se deterioró aún más. El 3 de noviembre, cayó en coma. El 11 de noviembre, murió.
No se realizó autopsia. No se anunció la causa de muerte. Su historial médico no fue revelado.
Las sospechas de un juego sucio emergieron. En julio de 2012, su viuda, Suha, ordenó la exhumación del cuerpo.
Al Jazeera publicó nueva información, diciendo:
“Una investigación de nueve meses sugiere que el difunto líder palestino podría haber sido envenenado con polonio.”
Se examinaron sus efectos personales. Incluían la ropa, su kaffiyeh y el cepillo de dientes. No se encontraron rastros de polonio.
Es un metaloide altamente radiactivo raro. Es químicamente similar al telurio y bismuto. Se encuentra en minerales de uranio.
Es alrededor de 109 veces más tóxico que el cianuro de hidrógeno. Su principal peligro es la radiactividad. Es más letal cuando se ingiere o se inhala.
Es difícil de detectar. No emite rayos gamma. Emite sólo las partículas alfa. Detectores de radiación normales no los reconocen. Los equipamientos de hospital sólo detectan los rayos gamma.
La ingestión o inhalación de partículas alfa causa un daño importante de radiación. Se necesita un equipo especial para reconocerlos.
El laboratorio de Suiza Radiophysique (SR) analizó las pertenencias de Arafat. Se obtuvieron muestras de sangre, de sudor, saliva y a orina. Las pruebas confirmaron los niveles de polonio anormales.
En ese momento, el director de SR, Dr. Francois Bochud dijo: “Puedo confirmarles que medimos una inexplicable, elevada cantidad de polonio-210 en las pertenencias de Arafat que contenían manchas de fluidos biológicos”.
Israel quería a Abbas como nuevo presidente de Palestina. En 2004, él fue cómplice en el encubrimiento de lo ocurrido. Las muertes por envenenamiento de polonio son raras.
Las pruebas realizadas por SR confirmaron la anormal alta contaminación. No provenía de fuentes naturales. A los médicos franceses que trataron a Arafat se les dijo que no hablaran de su caso.
Israel tenía motivos, la oportunidad y la experiencia para matarlo. Agentes del Mossad son expertos en asesinatos. Han tenido décadas de práctica. La mayoría de los intentos resultaron exitosos. Algunos no.
El líder político de Hamas, Khaled Masha, tuvo suerte. En 1997, él estaba en Amman. Agentes del Mossad lo tenían en la mira. Le pulverizan veneno en su oído. Sobrevivió.
El 6 de noviembre, Al Jazeera tituló “Exclusivo: estudio suizo dice que se encontró polonio en los huesos de Arafat”.
Los científicos examinaron sus restos. Ellos encontraron que los niveles eran al menos 18 veces por encima de lo normal. Es clara evidencia de que fue envenenado.
El Centro de Medicina Legal de la Universidad con sede en Lausana publicó un informe de 108 páginas. Al Jazeera obtuvo una copia.
Niveles absurdamente altos polonio fueron encontrados en las costillas de Arafat, la pelvis y en ” el suelo manchado con sus órganos en descomposición.”
Su cuerpo fue exhumado de un mausoleo de Ramallah. En noviembre pasado, los científicos suizos, franceses y rusos obtuvieron muestras corporales.
Según Al Jazeera:
“David Barclay, un renombrado científico forense del Reino Unido y detective retirado (SAID) demostró con los resultados de que Arafat fue envenenado.
“Yasser Arafat murió de envenenamiento de polonio”, dijo. “Hemos encontrado la pistola humeante que le causó la muerte. Lo que no sabemos es quién está sosteniendo el arma en el momento del crimen “.
No se requiere un salto de fe para hacer a Israel responsable. Vale la pena repetirlo. Había motivo, oportunidad y experiencia.
Se quería a Arafat eliminado. Se quería a Abbas instalado para l sustituirlo. Se aparejó su elección para asegurarlo. Casi cinco años después del plazo de vencimiento de su término, sigue siendo presidente palestino.
En 2005, carecía de legitimidad. Ahora tampoco la tiene. Él es el hombre de Israel. Está bien recompensado por los servicios prestados.
De acuerdo con Barclay:
“El nivel de polonio en la costilla de Yasser Arafat es de unos 900 de milibecquerels. Esto es 18 o 36 veces el promedio, dependiendo de la literatura”.
Barclay cree que demostrar quién mató a Arafat no será fácil. Él murió hace nueve años. Es un caso sin resolver. Si su muerte fuera más reciente, ” tendría testigos y registros de teléfonos celulares, correos electrónicos, transferencias bancarias”, dijo.
Hoy en día, este tipo de información es difícil de conseguir. Israel es un experto en cubrir sus huellas. No siempre tiene éxito. Arafat no fue el primer líder en ser eliminado.
En febrero de 2005, fue interceptado en tiempo real, un vídeo y audio fueron las evidencias que mostraron que Israel mató el primer ministro libanés Rafic Hariri.
Washington culpó a Siria. Assad negó su responsabilidad. Hezbollah fue luego falsamente culpado. Israel se llevó toda la responsabilidad.
Sigue sin explicaciones. Su prontuario incluye décadas de asesinatos selectivos, así como los crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio a cámara lenta. Los sufrimientos palestinos persisten.
El 5 de noviembre, Suha Arafat recibió una copia del informe del SR. “Estoy de luto por Yasser otra vez”, dijo. “Es como si me dijeran que acaba de morir.”
Stephen Lendman vive en Chicago. Se puede ubicar en lendmanstephen@sbcglobal.net .
Fuente_ http://www.counterpunch.org/2013/11/08/israel-murdered-arafat/

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO