Violencia en el 'Día Nacional de Luchas' de Brasil


Numerosos estados de Brasil se convirtieron este jueves en escenario de una jornada nacional de "luchas" y "huelga" sin precedentes. En algunos puntos del país, las protestas sindicales han derivado en actos violentos.


El paro fue convocado por las cinco principales centrales sindicales, que programaron protestas en una veintena de estados, incluyendo las mayores ciudades brasileñas como São Paulo, Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte, Porto Alegre, Salvador y Recife.  
En algunos centros industriales, refinerías y puertos, los sindicalistas interrumpieron parcialmente las operaciones. En la ciudad de São Paulo, la más poblada de la nación con 20 millones de habitantes en su área metropolitana, los sindicatos de transporte bloquearon terminales de autobuses. Además, en la localidad de Belo Horizonte, el metro y las líneas de autobuses quedaron paralizadas temporalmente.


El llamado 'Día Nacional de Luchas' pretende adherirse a las protestas en demanda de mejores servicios públicos que sacudieron Brasil en las tres últimas semanas del pasado mes de junio y presentar además las reivindicaciones propias de los grupos de trabajadores.

Pese a que los principales sindicatos del país se han unido en la movilización, sus demandas son muy distintas y ponen de manifiesto sus marcadas diferencias respecto al Gobierno de Dilma Rousseff.

Las exigencias propuestas incluyen la reducción de la jornada laboral, mayor inversión en salud, educación y seguridad, transporte público de calidad, reajustes de las pensiones de los jubilados y la reanudación de la reforma agraria, que, según numerosos grupos sindicales, continúa paralizada.

La última huelga general celebrada en Brasil fue en el año 1991, durante el gobierno del expresidente Fernando Collor de Mello. En aquella ocasión 20 millones de personas participaron en las protestas.






RT

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO