Andalucía copia a Chávez su plan para dar tres comidas al día a miles de niños


El decreto contra la exclusión social de la Junta emula las «misiones» de alimentación de la «Revolución Bolivariana»


La Revolución Bolivariana de Andalucía da sus primeros pasos. El Gobierno de José Antonio Griñán y, particularmente, su socio, Izquierda Unida, ha pasado en pocas semanas de proclamar su profunda admiración hacia el legado social de Hugo Chávez a importar algunas de las medidas más populistas del difunto comandante: los llamados «comedores populares», también conocidos como «casas de alimentación». La consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz (PSOE), anunció ayer que la Junta va a crear una «red» que garantice que todos los niños en Andalucía hagan al menos tres comidas al día (desayuno, almuerzo y merienda) porque tienen que «ponerle rostro a la crisis a través de los menores».
Uno de cada seis menores de la comunidad «están en situación de pobreza extrema», subrayó durante una entrevista en la Cadena Ser.

A Díaz la secundó en el mensaje la consejera de Educación, Mar Moreno, quien destacó que la Junta destina actualmente 7,5 millones de euros al mes a sufragar parte de los gastos de comedores escolares y se propone garantizar a partir de ahora la «gratuidad» del servicio «por lo que valga».

Dotado con un presupuesto de 16 millones anuales (poco más del doble del coste mensual de los comedores), el plan andaluz de «solidaridad alimentaria», como lo llamó Díaz, se llevaría a cabo a través de las ONG o centros de día, pero no precisó cómo lo ejecutaría.

Ésta es una de las medidas estrella que recoge un ambicioso decreto contra la exclusión social que aprobará este mismo mes y contará con 100 millones de presupuesto total. IU reclamó sin éxito un plan similar cuando se sentaba en la bancada de la oposición. Pero el pacto y la crisis han hecho cambiar rápidamente de opinión al PSOE, que se ha apresurado a vender con entusiasmo la novedosa propuesta, cogiendo incluso por sorpresa a su socio de gobierno, que capitalizó el polémico plan «antidesahucios».

La consejera socialista no hizo mención alguna a la herencia chavista que parece inspirarla, de la que incluso se desmarcó el pasado 8 de marzo cuando el portavoz de IU en el Parlamento andaluz, José Antonio Castro, aseguró que le gustaría «implantar el socialismo del siglo XXI».


Sin embargo, la promesa de financiar tres comidas al día guarda parecidos más que razonables con las denominadas «misiones sociales» que implantó el exlíder revolucionario. La clave de su prolongada hegemonía fue precisamente la capacidad de convertir el presupuesto público en una potente maquinaria clientelar que lo atornilló al poder durante 14 años.

Críticas del PP

La web oficial del Ministerio del Poder Popular para la Alimentación de Venezuela difunde como uno de sus «logros» un plan implantado en 2003 y financiado por el gobierno para proporcionar tres comidas gratis a los venezolanos a través de cerca de 6.000 «casas de alimentación» o comedores populares abiertos en todo el país.

Con independencia de su origen, la propuesta no convence al PP andaluz, que aseguró que lo «único que busca son titulares». Según la secretaria de Turismo del PP-A, Rosario Alarcón, el problema de las comidas no es el único, ya que no hay calefacción en invierno ni aire acondicionado en verano en algunos centros, y son los ayuntamientos los que «están poniendo dinero para intentar hacer lo que no hace la Junta en materia de educación».
Libros Libres
-Alternativas al capitalismo/colonialismo del siglo XXI.
Grupo Permanente de Trabajo sobre Alternativas al Desarrollo
ABC.es

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO