Últimas noticias..

El 2013 llega a una Venezuela preocupada por Chávez y el futuro del país


El propio mandatario, según la agencia DPA, estimuló la incertidumbre, ya que antes de viajar a Cuba a operarse pidió a sus seguidores votar por su vicepresidente Nicolás Maduro, en caso de quedar incapacitado y eso obligue a unas nuevas elecciones presidenciales.

En el más reciente informe oficial, el 30 de diciembre, Maduro señaló que "a 19 días de la compleja cirugía el estado de salud del presidente Chávez continua siendo delicado, presentando complicaciones que están siendo atendidas en un proceso no exentos de riesgo. Gracias a su fortaleza física y espiritual, el comandante está enfrentando esta difícil situación".

Maduro añadió que por instrucciones de Chávez decidió permanecer en La Habana, acompañando al presidente y sus familiares, a fin de estar atento al "proceso de evolución de su situación".

En las primeras horas de 2013 los venezolanos viven la incertidumbre de junio pasado, cuando por la enfermedad estaba en duda la inscripción del mandatario como candidato a la reelección para los comicios de octubre.

La oposición alega que si el 10 de enero Chávez no puede jurar ante la Asamblea Nacional (Congreso), deberá declararse su ausencia absoluta, asumir el mando el jefe del Legislativo y convocar a nuevas elecciones en 30 días.

El diputado opositor Carlos Berrizbeitia dijo que "antes del 10 de enero está el 5 de enero", cuando la Asamblea designará a su nueva directiva y se verá si Cabello se mantendrá en esa posición. El oficialismo mantiene una mayoría en la cámara.

"El 5 de enero sabremos si Diosdado sigue manteniendo su fuerza, si sigue al frente de la Asamblea. Ellos (oficialismo) están tratando de que Chávez se restablezca y que se juramente. Existe la posibilidad de que obtenga un permiso de 90 días, prorrogables por una sola vez, pero deben presentar un informe médico, que hasta ahora se han negado a presentarlo", señaló.

Aunque lo han negado, varias versiones afirman que existe una pugna interna en el oficialismo entre Maduro, como abanderado en la sucesión, y Cabello, que tiene ascendencia en los cuarteles. En caso de que Chávez reciba otro permiso de ausencia por 90 días, Maduro seguirá al frente del gobierno en ese lapso.
El asesor de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Luis Izquiel, dijo que sería "totalmente inaceptable" que se pretenda continuar indefinidamente con el permiso concedido al mandatario. "Esta crisis política se presenta a las puertas de un año 2013 que ya se vislumbraba lleno de grandes dificultades económicas y sociales", indicó.

Mientras tanto, Venezuela inició el 2013 sin festejos oficiales y en medio de un clima de nerviosismo reflejado en las bulliciosas redes sociales, a la espera de noticias sobre el delicado estado de salud del presidente Hugo Chávez, internado en La Habana tras su operación del 11 de diciembre.

Las calles de Caracas estaban prácticamente desiertas a primera hora de la mañana de este martes feriado, tras una noche menos movida de lo habitual en esta fecha.

Por respeto al grave estado de Chávez, las autoridades de la capital cancelaron los dos grandes actos de celebración de fin de año, el tradicional concierto de la plaza Bolívar, en el municipio Libertador (oficialista), y el de la plaza Altamira, en el acomodado municipio Chacao (opositor), aunque muchos vecinos salieron de sus casas a despedir el año y el cielo de la capital se llenó de fuegos artificiales hasta bien entrada la madrugada.

"Se nota la tristeza en el ambiente, la gente lamenta lo que le pasa a Chávez", asegura a la AFP Adrián, un portero de un edificio de Chacao, aludiendo a los festejos, notablemente reducidos este fin de año.

"Espero que 2013 tengamos un año mejor. Nada será igual si Chávez no está, sea quién sea el próximo presidente", agrega.

La tarde del lunes, cuando los venezolanos se preparaban para despedir 2012, estuvo especialmente cargada de rumores y comentarios en Twitter sobre un radical deterioro y hasta la supuesta muerte de Chávez, lo que fue desmentido desde la capital cubana por su yerno y ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, quien los calificó de "rumores mal intencionados".

"Compatriotas, NO crean en rumores mal intencionados. El Presidente Chávez ha pasado el día tranquilo y estable, acompañado por sus hij@s", dijo en su cuenta twitter Arreaza, que se halla en Cuba junto al resto de la familia presidencial desde que el mandatario fue intervenido.

En este sentido, el líder opositor Henrique Capriles también pidió el martes a los venezolanos evitar creer los rumores que circulan.

"Si trabajamos juntos es + fácil lograrlo, no caigamos en rumores ni odios,amemos a ntro prójimo!Gastemos la energía en construir no destruir", escribió Capriles en su cuenta de Twitter.

El país está en vilo desde el pasado domingo, cuando el vicepresidente Nicolás Maduro anunciara que Chávez había sufrido "nuevas complicaciones" en el postoperatorio y que su tratamiento no estaba "exento de riesgos".

"Es normal que haya rumores, no lo vemos desde hace días", explica Adrián.

Desde que Chávez, de 58 años y en el poder desde 1999, partió a La Habana hace más de 20 días tras anunciar su nueva recaída, no ha aparecido en público ni se le ha visto en fotos, algo inusual en un mandatario que desde que llegó al poder en 1999 ha estado omnipresente en los medios.

Nunca se ha publicado un parte médico desde que le fuera detectado el cáncer a mediados de 2011, y desde la última operación el gobierno informa con cuenta gotas sobre su estado de salud en escuetos comunicados difundidos de manera obligatoria por todas las televisiones y radios del país.

Durante la jornada del lunes se celebraron varias misas y emotivos actos en apoyo al mandatario en varios puntos de la ciudad y del país, como viene ocurriendo desde que fue operado.

Via: teinteresa.es

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO