Header Ads

ESPACIO RESERVADO

Sylvester Stallone apunta contra Venezuela (+ Video)



Los terroristas del gobierno de EE.UU. envian a su (Superman) Stallone en una pelicula contra Venezuela

Guillermo Nova
Tomado de La República

Mucha acción y poco diálogo esos son los ingredientes que nunca le fallan a Sylvester Stallone para sus éxitos taquilleros, la calidad suele ser más que dudosa pero el mensaje que transmiten siempre está claro.
El estreno pensaba realizarse en un más que sospechoso mes de abril, pero por problemas de postproducción su última película The Expendables será estrenada en agosto y esta vez está ambientada en “algún país de Latinoamérica”.
En ningún momento en la película de Stallone se menciona a Venezuela, pero no hay que ser muy despierto para entenderlo, en la sinopsis publicada en la web explica que “el gobierno de Estados Unidos, con ayuda de otras naciones, arma en secreto un equipo con su personal militar más capacitado para derrocar a un dictador que ha causado estragos en algún país de América Latina durante más de 20 años”.
La justificación es porque ha violado la política exterior y en el trailer promocional se muestra a soldados con boinas rojas del “ejército del dictador a asesinar”, como las que usa la Guardia de Honor presidencial venezolana o el propio Chávez en múltiples intervenciones públicas.
La verdad que el argumento suena poco original más bien a remake porque no es la primera vez que desde la industria hollywoodense y del entretenimiento estadounidense se lanza un producto que va claramente contra el gobierno venezolano y el legítimo proceso político que está impulsando.
En el largometraje futurista Avatar de James Cameron, un veterano de guerra norteamericano llega a otro planeta y le dice a sus habitantes que venía de invadir a Venezuela.
En 2006 la empresa Pandemica Studios anunció la salida del videojuego Mercenaries 2: World in Flames, en la que el jugador tenía como misión derrocar a “un tirano hambriento de poder que altera el suministro de petróleo de Venezuela, desatando una invasión que convierte al país en una zona de guerra” según citan en la presentación sus propios creadores.
En el videojuego las escenas en tres dimensiones son con tanto detalle de las instalaciones petroleras o de las calles de Caracas que aparece entre los edificios derribados una sede de la petrolera estatal PDVSA con el logo perfectamente identificable.
El objetivo claro es preparar el terreno, penetrar ideológicamente para justificar una futura invasión a Venezuela.

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO