Oposición venezolana quiere "sacudir el país" en rechazo a la Constituyente



Minutos después de que el presidente Nicolás Maduro anunciara la convocatoria a una Asamblea Nacional Consituyente, voceros de la oposición venezolana se apresuraron a rechazar la activación del artículo 347 de la Constitución.

Este lunes, la oposición venezolana rechazó la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) hecha por el presidente Nicolás Maduro.

La reacción de voceros como el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, fue de calificar la activación del artículo 347 de la Constitución como un "golpe de Estado" y llamar a sus simpatizantes a una jornada de protestas en la calle.

Para la dirigencia opositora, que se ha negado a asistir al proceso de diálogo con el gobierno, a las elecciones regionales -que tocan por ley- y ha insistido en una vía violenta para presionar la salida de Maduro antes de que termine su mandato constitucional, la convocatoria a poder constituyente es "un fraude".

Así lo sostiene el excandidato presidencial y actual gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, en su cuenta de Twitter: "pueblo a la calle y a desobedecer semejante locura".

Por esa razón, la oposición ha llamado a tomar las calles este martes "para sacudir el país", mientras que la Asamblea Nacional -cuyas decisiones son írritas por el desacato que mantiene el bloque mayoritario opositor frente al TSJ- tiene previsto sesionar para "rechazar el golpe".

Juego trancado

"La oposición venezolana trancó el juego, no quiere diálogo (...) cada declaración que yo di para fijar los cronogramas para las elecciones regionales, para alcaldías, los rechazaron", expresó Maduro en un consejo de ministros en el Palacio de Miraflores para explicar las razones de su decisión, que está avalada por el artículo 348 de la Constitución.

La abogada constitucionalista María Alejandra Díaz, entrevistada esta tarde en Venezolana de Televisión, recalcó que la convocatoria al poder originario es una muestra del carácter democrático del gobierno de Maduro: "Ninguna dictadura llama a la soberanía que reside en el pueblo para que decida su futuro. La Asamblea Nacional Constituyente se constituye en un espacio de encuentro de todas las visiones que tiene el país".

Pero esa no es la postura de la derecha. Este lunes, el ex presidente del parlamento, el opositor Henry Ramos Allup, calificó la convocatoria al poder originario de "prostituyente".

Antes sí, ahora no

Hace cuatro años, la oposición venezolana insistió en que la vía más idónea para "cambiar un régimen deslegitimado", como calificaban al entonces recién electo gobierno de Maduro, era mediante una convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

"Nuestra Constitución provee diversos mecanismos, entre los cuales se encuentran (...) la Asamblea Nacional Constituyente", reza un comunicado, citado en ese entonces por el diario Tal Cual, que fue suscrito por 55 voceros opositores, entre los cuales se encontraban Henrique Capriles, Leopoldo López y María Corina Machado.

Pero ahora, cuando la crisis política ha escalado a un escenario de confrontación en las calles por la negativa de la oposición a dialogar o cumplir cronograma electoral, la decisión de Maduro de hacer una especie de "caída y mesa limpia" basada en la Constitución es calificada por la derecha como "un golpe de Estado continuado".
RT noticias

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO