Header Ads

ESPACIO RESERVADO

EEUU se beneficia de la disputa territorial Venezuela-Guyana



Rangel, director del diario privado Últimas Noticias, en su columna semanal Los Domingos de Díaz Rangel explicó que los propósitos del Departamento de Estado de EE.UU. están bastante claros, y tienen en la empresa petrolera estadounidense Exxon Mobil que opera en las regiones disputadas y en el Gobierno de Guyana a fieles instrumentos.


El periodista recordó la visita que realizó David Goldwin, coordinador de Asuntos Energéticos Internacionales del Departamento de Estado de EE.UU. a Guyana en el año 2010, cuando anunció la decisión de Washington de incluir al país sudamericano en un programa titulado iniciativa para la gestión y capacitación energética.

Rangel precisó que el viaje de Goldwin a Guyana abrió la puerta a la cada vez más presencia de los estadounidenses y sus empresas en este país y convirtió incluso a su gobierno presidido por David Granger como una herramienta en manos de las gigantes petroleras, especialmente la Exxon Mobil.

Apuntó que esa empresa norteamericana recibió concesiones en zonas en reclamación y cuenta actualmente con el firme apoyo del actual Gobierno guyanés.

Para Rangel no se trata de la primera vez que EE.UU. se entromete en los asuntos internos de los Estados latinoamericanos con el propósito de conseguir beneficios económicos, y recuerda los esfuerzos de este país por acabar con Petrocaribe, "los reunió en la Vicepresidencia, en Washington, pero no pudieron convencerlos con sus propuestas sustitutivas".

Fracasados en ese intento, a pocas horas de la Cumbre de Panamá (la VII Cumbre de las Américas celebrada en el pasado mes de abril en Panamá), el propio Barack Obama (presidente de EE.UU.) viajó a Jamaica para realizar un encuentro con los representantes de la Comunidad del Caribe (Caricom) y nuevamente fallaron los intentos contra Petrocaribe, como se demostró en Panamá, añadió.

Venezuela y Guyana mantienen desde hace décadas una disputa por el límite exacto de la soberanía de sus aguas.

Guyana sostiene que un tribunal falló a su favor en 1899, estableciendo las fronteras entre ambos países, pero el asunto ha sido referido al secretario general de Naciones Unidas para que estudie una solución pacífica.

En este contexto, el pasado mes de mayo, Venezuela pidió a la Exxon Mobil que suspenda sus actividades en Esequibo, una zona en disputa entre Guyana y Venezuela.

Al respecto, el Gobierno venezolano consideró que la presencia de dicha empresa en este territorio, rico en recursos naturales, tiene como objetivo “dividir” a Venezuela y Guyana, dos “naciones hermanas”.

ftm/ktg/rba

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO