Las Américas Latina apoyan a Maduro tras un intento de golpe de Estado


Algunos países latinoamericanos y organizaciones internacionales como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) han manifestado su apoyo al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, tras los actos de violencia registrados hace dos días en su país.
Mediante un comunicado, emitido este viernes, la ALBA ha repudiado los actos vandálicos, orquestados por la derecha internacional, para desestabilizar Venezuela.
“Los recientes hechos de violencia, que no son más que parte de una estrategia de la derecha internacional a través de sus operadores políticos locales para desestabilizar el país y generar una ruptura del orden constitucional contra el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros”, apostilla el texto.

El bloque regional ha lamentado también la muerte de ciudadanos venezolanos y ha enviado sus condolencias a las familias de las víctimas.

En este sentido, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Cuba, a través de un comunicado, ha condenado “enérgicamente" los actos golpistas "organizados por grupos fascistas".

De igual manera, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha declarado su "total apoyo" a su par venezolano, y "ha hecho votos por el pronto restablecimiento de la paz social en el hermano país y porque prime el respeto al Gobierno y a las instituciones legítimamente constituidas".

El canciller boliviano, David Choquehuanca, ha manifestado "total rechazo" al "plan subversivo contra la democracia en Venezuela" y ha pedido a "las fuerzas democráticas" estar atentas a los posibles intentos de "crear un ambiente de caso en la región".

Por su parte, el Gobierno de Argentina, en un comunicado, ha reiterado “su firme respaldo al Gobierno institucional elegido por los ciudadanos (en Venezuela) y ha alertado sobre los evidentes intentos de desestabilización que enfrenta el orden en el país hermano".

En la misma línea, el Gobierno uruguayo, liderado por José Mujica, ha ratificado su apoyo al Gobierno venezolano y ha repudiado actos de violencia e intolerancia que intenten "horadar la democracia".

Anteriormente, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, había rechazado la violencia generada en Venezuela por sectores de la derecha y manifestado su solidaridad con ese pueblo.

Por último, el ministro panameño de Asuntos Exteriores, Francisco Álvarez de Soto, ha hecho hincapié en “ la paz, la tolerancia y el diálogo" en ese país suramericano.

El miércoles, tres personas murieron y otras 66 resultaron heridas tras los hechos de violencia ocurridos en manifestaciones callejeras, lideradas por la derecha venezolana, en la capital, Caracas, y otras ciudades.

mss/ctl/hnb

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO