Últimas noticias..

Estados Unidos empieza a perder fuerza económica en América Latina

Tras revelarse los datos sobre el espionaje de Washington contra Brasil y otros países de la región, las relaciones entre América Latina y EE.UU. han empeorado drásticamente, mientras que la influencia china en la región sigue intensificándose.
Las relaciones entre EEUU. y América Latina nunca han sido fáciles, pero sus relaciones se
enfriaron por completo después de la “historia del espionaje norteamericano”. A principios de esta semana la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, criticó al Gobierno de EEUU. por el hecho de que el país había llevado a cabo espionaje industrial y político en contra no solo de Brasil , sino también de otros países. El escándalo afectó a la compra de cazas estadounidenses por parte de Brasil.
El escándalo de espionaje ha sido un duro golpe contra las relaciones de Washington con la región de habla Hispana, pero la tendencia de disminución de la importancia económica de EE.UU. no es nueva. Hace doce años, alrededor del 55% de las importaciones de América Latina procedía de Estados Unidos. Durante el año pasado esta cifra se redujo a un tercio.
En los últimos cinco años, China ha financiado 50.000 millones de dólares para el desarrollo de proyectos para Venezuela. "Son las mejores condiciones de financiamiento que se consiguen en el mercado internacional", aseguró el presidente de la República, Nicolás Maduro, al referirse a los acuerdos con China. Estos recursos se han conseguido "en condiciones de financiamiento especiales para Venezuela", dijo el mandatario venezolano.
El experto en los países asiáticos y politólogo Alexéi Máslov afirma que lo que hace China son los intentos de ensanchar sus fronteras económicas. Pekín actúa con precaución, pero firmemente en la región latinoamericana. "Estos países no han sentido una dura agresión económica por parte de China", dice el experto.
Según un sondeo del Barómetro de las Américas, realizado por la Universidad de Vanderbit, la relación con el gigante asiático es vista con buenos ojos por los latinos. Así, el 68,2% de los ciudadanos de la región considera que dicha presencia en la economía es positiva, mientras que un porcentaje menor (62,2%) opina lo mismo de Estados Unidos. Incluso uno de cada cinco consultados cree que China ya es el país más influyente, por delante de Japón, la India y EE.UU.
Según la Comisión Económica para América Latina (Cepal), las inversiones de China en Latinoamérica han superado los 8.000 millones de dólares en 2011, alcanzando el 13,7% del total. En 2011, China entró en el primer lugar como mercado de exportación para Brasil, Chile y Perú, y fue el segundo socio en términos de exportaciones para Argentina, Cuba, Uruguay, Colombia y Venezuela.
Pekín lleva a cabo construcción a gran escala en las ciudades de la región, crea redes de carreteras y vías férreas, mientras que Latinoamérica cuenta con todos los recursos naturales para los proyectos del país asiático.

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO