Últimas noticias..

El “asedio” al Congreso: choques con el 15-M y el debate de la violencia


Faltan menos de 24 horas para saber si el 25-A, el “asedio” al Congreso convocado por la plataforma ¡En Pie! con el objetivo de provocar un “cambio de régimen”, será un éxito o, por el contrario, evidenciará un camino de acción social equivocado. La iniciativa, que en la práctica pretende ser una acampada indefinida, ha generado polémica desde el inicio, pero también apoyos, de manera que en otras ciudades se han convocado concentraciones paralelas para el mismo día, como es el caso de Barcelona junto a la Delegación del Gobierno.

En Madrid, la plataforma ha previsto tres puntos de encuentro -Puerta de Alcalá, Plaza Emperador Carlos V y la Puerta del Sol-, desde los que partirán diferentes marchas que confluirán en el Congreso. Los organizadores han dividido el recorrido en tres zonas, desde la “más tranquila”, donde se llama a la resistencia pasiva, hasta la “potencialmente más conflictiva”, ya cerca del Congreso, donde apuestan por la “resistencia activa”.

Paralelamente, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el día 26 de abril se aprobará la “segunda oleada de reformas” con el objetivo de reducir el déficit, lo que previsiblemente se traducirá en nuevos recortes sociales.

Choques parciales con el 15-M

La convocatoria del 25-A ha originado un amplio debate en las redes sociales. Pese a que algunos medios han asegurado que Acampada Sol y gran parte del 15-M se han desmarcado de la acción, lo cierto es que una de las pocas asambleas que se ha pronunciado al respecto ha sido la de la Comisión Legal, que ha advertido que no mantendrá abogados de guardia para ese día.
“No podemos compartir una convocatoria nacida de un proceso de toma de decisiones que no coincide con los principios de horizontalidad, participación y apertura que caracterizan tanto al movimiento del que somos parte como a nuestro propio funcionamiento interno”, manifestaron los letrados del 15-M en un comunicado.

Por otra parte, la Coordinadora 25-S se ha sumado a la iniciativa, pero, como ya ocurrió en anteriores convocatorias, ha modificado levemente el carácter de ésta. En lugar de “asediar el Congreso”, éste colectivo ha llamado a hacerle un escrache, con connotaciones pacíficas.

“En la convocatoria del 25-A confluimos varias sensibilidades, como es lógico en un movimiento democrático y por tanto plural, pero no nos dividimos en buenos y malos, en pacíficos o no pacíficos. Tod@s partimos del carácter pacífico del movimiento popular. Tod@s reivindicamos el derecho a la legítima defensa”, han asegurado en un texto.

Resistencia activa

 La convocatoria de la plataforma ¡En pie! ha supuesto una ruptura con respecto al discurso del 15-M sobre la violencia, que siempre ha abogado por la resistencia pacífica. “Ésta es una convocatoria abierta e inclusiva, cuyo carácter original por supuesto es pacífico, como lo es la naturaleza del pueblo. No debería haber ninguna razón para que no lo sea, pero advertimos que no estamos dispuestos a tolerar agresiones en el legítimo ejercicio de la defensa de nuestros derechos fundamentales, por lo que en ella se anima a ejercer la legítima defensa cuando sea necesario”, advierten en un documento elaborado por el colectivo y que han llamado Estrategia y táctica 25-A.

Esta concepción de la “resistencia activa” ha chocado con muchos de los colectivos que llevan manifestándose a lo largo de los últimos dos años. La plataforma pide a los manifestantes que no porten el DNI ni ninguna otra tarjeta de identificación para dificultar las sanciones administrativas y que lleven encima máscaras antigás o, en su defecto “un pañuelo y vinagre”.

“La policía actuará”

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que se encuentra “en comunicación con la Audiencia Nacional por si pudieran darse delitos que pudieran catalogarse como delitos contra altas instituciones de la nación”. “El Congreso no puede ser sometido a coacción”, ha añadido. De momento, la Junta de Portavoces del Congreso ya ha comunicado que cambiará las sesiones plenarias previstas para el jueves y las distribuiría entre el martes y el miércoles, algo que la plataforma ¡En Pie! considera una pequeña victoria.

Por otro lado, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha advertido que la Policía Nacional “actuará para aplicar la ley y defender el Estado de Derecho”. “Estamos hablando de una concentración ilegal a todas luces y las propias intenciones de los convocantes quedan manifiestas en la web, ya que pretenden realizar actos en algunos casos ilegales”, ha afirmado.

La Marea

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO