Últimas noticias

Historia de las elecciones regionales desde la llegada de la Revolución Bolivariana

Ya han pasado 14 años desde que el presidente Hugo Chávez fundase oficialmente en 1997 su primera organización política, el Movimiento V República (MVR) [1], con la cual puso en jaque al bipartidismo venezolano ya en las primeras elecciones a las que se presentó esa organización, las regionales de 1998.

En esas elecciones el MVR obtuvo junto a sus aliados 7 gobernaciones (Anzoátegui, Aragua, Barinas, Guárico, Lara, Vargas y Zulia), siendo el tercer partido más votado con un 14% (700 000 votos), muy cerca de los dos partidos que en la IV República se habían turnado en el poder para justificar con un cambio de caras la misma política servil a los intereses de la oligarquía venezolana y a los intereses económicos de las grandes empresas extranjeras.
Acción Democrática (AD) era la imagen de izquierdas de ese bipartidismo mientras que el Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei) aparecía como la derecha opuesta a AD.
Hoy en día estos partidos pertenecen a la oposición derechista, y dentro de esta ni siquiera son las principales organizaciones. En las últimas elecciones regionales de 2012, ambas juntas no llegaron a sumar el 20% de los votos obtenidos por la oposición. En lo que se refiere al total de los votos no alcanzan juntos el 10% de los sufragios.

Esas elecciones regionales de 1998 en las que el MVR participó por primera vez sacudiéndo el tablero electoral se celebraron un mes antes de las elecciones presidenciales. El ruido que los revolucionarios hicieron puso a temblar a la oligarquía venezolana y aliados internacionales que empezaron a moverse para evitar la llegada de Chávez al poder.

El periódico El País ya en ese entonces publicó una noticia en la que se refería a Chávez en todo momento como "ex golpista" para crearle una imagen de militarote autoritario enemigo de la democracia mientras alertaba de la desestabilización que sobrevendría a Venezuela si él llegaba al poder por las reformas radicales que quería impulsar.

Pese a todos los obstáculos, los bolivarianos alcanzaron el poder y fundaron una nueva República, la Quinta, basada en la revolucionaria Constitución Bolivariana de 1999. La aprobación de la nueva norma jurídica suprema del ordenamiento venezolano obligaba a volver a escoger a todos los cargos públicos sujetos a elección popular por lo que en el año 2000 se celebraron, entre otras, nuevas elecciones regionales.

En esta ocasión, primera con Chávez al frente del Gobierno, el MVR y sus aliados avanzaron posiciones conquistando 16 gobernaciones, -el doble de las conseguidas dos años antes-, manteniendo todas las conseguidas en 1998 excepto Zulia y arrebatándole a la oposición los estados Bolívar, Cojedes, Falcón, Mérida, Nueva Esparta, Portuguesa, Sucre, Táchira y Trujillo.

Este avance revolucionario se volvió a ver refrendando en las siguientes elecciones regionales celebradas en el año 2004, en las que la revolución Bolivariana ha obtenido, junto con las últimas elecciones regionales celebradas en el año 2012, sus mejores resultados. Se ganaron 20 gobernaciones de las 22 en juego. Todas excepto Nueva Esparta y Zulia, este último gobernado por Manuel Rosales, quién dos años después perdería por más de 20 puntos porcentuales las elecciones presidenciales contra Chávez.

Sin embargo esta alegría para los revolucionarios venezolanos no duró mucho ya que varios gobernadores que fueron elegidos gracias al voto del MVR y sus aliados traicionaron a sus votantes y se pasaron a la oposición.

Traidores
- Didalco Bolívar fue gobernador del estado Aragua desde 1998 hasta 2008. Apoyado por el MVR en 1998, 2000 y 2004, Este político traidor ya dio visos de que su apellido le quedaba grande cuando en 2002 Chávez sufrió el golpe de estado. Didalco Bolívar guardó silencio para que el dictador Pedro Carmona [2] no le removiera del cargo como sí hizo con otros gobernadores que valientemente y sin importarles su sillón salieron a defender la legalidad democrática venezolana.

Además de callarse ante el golpe de estado fascista, tampoco salió a la calle ni siquiera para celebrar el regreso de Chávez. Estas muestras de traición y cobardía no impidieron que el MVR lo apoyase para las elecciones regionales siguientes, las del año 2004. Tres años después de ganar por tercera vez consecutiva la gobernación de Aragua, Didalco Bolívar se pasó a la oposición.


- Ramón Martínez fue gobernador del estado Sucre desde el año 2000 hasta 8 años después. Apoyado en ambas ocasiones por los bolivarianos, al final de su segundo mandato abandonó las filas revolucionarias, pasando al bando opositor por estar en desacuerdo con la propuesta de eliminar el límite de mandatos solo para el presidente.
- Gilmer Viloria. Dirigió la administración del estado Trujillo desde el año 2000 al 2008. Fue moderando sus posiciones políticas hasta el punto de estar en la actualidad en contra de la profundización de la democracia participativa.
- Eduardo Manuitt había sido fiel a la Revolución Bolivariana como gobernador del estado Guárico hasta que la democracia interna del PSUV se interpuso en su camino. Habiendo agotado los dos periodos consecutivos que la ley venezolana permitía en ese momento a los gobernadores -situación que cambió con la aprobación de referéndum constitucional de 2009- apoyó a su hija Lenny Manuitt en las primarias del PSUV.

Pero el ya fallecido William Lara se impuso y Eduardo Manuitt decidió competir electoralmente contra el PSUV para apoyar a su hija, lo que le valió la expulsión de la organización socialista.
Después de estos hechos se determina que, pese a haber ganado democráticamente 20 gobernaciones de las 22 en juego, las traiciones habían dejado finalmente 16 gobernaciones a los bolivarianos y 6 a los opositores.

Esta situación varió sustancialmente en las siguientes elecciones regionales celebradas durante el año 2008. Los bolivarianos recuperaron los 4 estados en los que habían sufrido deserciones y comprobaron que el pueblo castigó a los traidores votando masivamente a los candidatos de la revolución, ya en este año representada en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) [3].

Una brecha del 15% a favor del candidato revolucionario con respecto al opositor en el estado Sucre fue el peor resultado que obtuvieron los bolivarianos en los 4 estados donde se les traicionó. El mejor fue en Trujillo, donde el candidato socialista consiguió superar por un 34% al opositor. La brecha a favor de la revolución en Aragua y Guárico rozaron el 20%.

Las fuerzas de izquierda perdieron sus Gobiernos en los estados de Carabobo, Miranda y Táchira, que junto con Nueva Esparta, Zulia y Lara (gobernación ganada por el PSUV en 2008 pero perdida a los pocos meses otra vez por traición en las filas socialistas) fueron los estados opositores que surgieron de las elecciones de 2008. Amazonas también tiene un gobernador opositor que alcanzó el poder regional con votos de la revolución aunque no se menciona junto con el resto de estados porque hasta en las últimas elecciones regionales de 2012, Amazonas celebraba su jornada electoral 1 año después que el resto por un recuento de votos que ordenó el Tribunal Supremo durante el año 2001.

Los otros 12 estados que estaban en liza en las elecciones regionales de 2008 se mantuvieron en manos bolivarianas. Anzoátegui, Apure, Barinas, Bolívar, Cojedes, Delta Amacuro, Falcón, Mérida, Monagas, Portuguesa, Vargas y Yaracuy garantizaron junto con los 4 estados recuperados la hegemonía del PSUV y sus aliados en Venezuela.

Estos resultados de 2008 junto a la exigua victoria de la oposición al ganar el referéndum constitucional de 2007 -por menos del 1%-, dieron alas a los enemigos de la Revolución Bolivariana que derrocharon tinta y alegría proclamando que Chávez retrocedía y que a cada elección perdía un poco más de apoyo.

No supieron ver que el PSUV y sus aliados habían conseguido 17 gobernaciones frente a 6 de la oposición, ni que con la mayor participación en unas elecciones regionales desde la llegada de la Revolución Bolivariana (65,45%) los partidarios de Chávez habían obtenido un millón más de votos que la oposición.

El análisis infantil que hizo la derecha, borracha de alegría por haber ganado por los pelos un referéndum y haber arrebatado 3 estados -menteniendo los 3 que ya tenía- no tuvo en cuenta que el PSUV en esas elecciones había recuperado cerca de 2 millones de votos con respecto al referéndum de 2007 y que la oposición se había estancado. No se dieron cuenta que en unas elecciones regionales no está en juego lo mismo que en unas presidenciales o en un referéndum, y que por lo tanto, no son comparables.

En base a ese pésimo análisis la oposición ha ido desde entonces, manteniendo la tónica habitual, cosechando derrotas. En el referéndum constitucional de 2009, en las elecciones presidenciales de 2012 y en las más recientes elecciones regionales celebradas hace unas semanas. La coalición de socialistas y comunistas del Gran Polo Patriótico (PSUV, PCV, PPT, Tupamaros) consiguieron 20 de las 23 gobernaciones. Lograron conquistar el bastión más importante de la oposición, Zulia.

Mantuvieron las 16 gobernaciones que ya tenían y triunfaron en otros feudos de la oposición como Carabobo, Nueva Esparta y Táchira, estados estratégicos por su potencial económico.

Esta buen resultado junto con la holgada victoria obtenida por Chávez en las presidenciales del pasado mes de octubre, han sido necesarias para determinar, sin ningún tipo de dudas, que los venezolanos apuestan por la profundización del socialismo bolivariano. Ha sido necesaria para llevar a cabo la propuesta de avanzar hacia un estado comunal que empodere al pueblo venezolano para que sea dueño de su destino.

Estados que siempre han sido Bolivarianos
Durante el año 2000 tuvo lugar la primera elección regional con Chávez ejerciendo la presidencia. Se duplicaron las conquistas revolucionarias, pasando de 7 gobernaciones a 16 en apenas 2 años. De esas 16 gobernaciones 13 siempre han estado bajo poder de los bolivarianos.
- Anzoátegui es un estado petrolero que tiene en sus tierras uno de los mayores complejos petroquímicos de Latinoamérica. Destaca por su industria pesquera y gracias a la labor del pueblo junto con los gobernadores que han pasado por su administración está desarrollando otras actividades como la agricultura, ganadería, turismo, el sector automotriz y la producción de materiales para la construcción.

Los candidatos de la revolución en Anzoátegui han ido afianzando la revolución en ese estado. David de Lima obtuvo la victoria en el año 2000 por simplemente un 41%. Sin embargo el poeta revolucionario odiado por George W Bush, Tarek William Saab, quién también había fungido como diputado de la Asamblea Nacional Constituyente, se encargó de afianzar el proyecto revolucionario del presidente Chávez ganando con más del 57% en el año 2004 frente al escaso 42% del opositor.
Durante el año 2007 la derecha del estado quiso hacerle un referéndum revocatorio pero no consiguieron recoger ni siquiera el 1% de las firmas necesarias.

Tarek William Saab consiguió presentarse a la reelección en el año 2008 al vencer en las elecciones primarias del PSUV a varios candidatos que propugnaban un "chavismo sin Chávez". Despúes de triunfar en las primarias, ganó las regionales con un 55% de los sufragios frente al 40% del opositor.
Aristóbulo Istúriz, uno de los mayores dirigentes del PSUV, revalidó en las recientes elecciones regionales de 2012 la victoria en Anzoátegui al conseguir el 56,3% de los votos. Demostrando de esta manera que la Revolución Bolivariana no depende de personalismos para continuar con su proceso de cambios.

- El turismo es la principal actividad económica del estado Aragua, donde habita casi el 9% de la población total del país.

Didalco Bolívar, uno de los que más adelante traicionaría a sus votantes al pasarse a la oposición fue el candidato más votado en las elecciones regionales del año 2000, consiguiendo el 84,5% de los votos. Después de su cobarde silencio durante el golpe de estado en el año 2002 perdió el 17% del apoyo en la siguiente cita electoral en 2004, aunque eso no le impidió ganar ampliamente con el 67% de los votos frente al escaso 22% del candidato opositor.

Rafael Isea, militar que participó en el golpe de estado que lideró Chávez en 1992, fue en las elecciones regionales de 2008 el encargado de recuperar la gobernación para la revolución. Lo consiguió con casi el 60% de los votos, superando en 20 puntos porcentuales al candidato opositor.
En la actualidad es el ex ministro de interior y justicia, Tareck El Aissami, el gobernador de Aragua al ganar con una cómoda ventaja de 11 puntos (55% frente a 44%) al candidato opositor en las elecciones regionales de 2012.

Tareck El Aissami, uno de los máximos dirigentes del PSUV, cosechó bastantes e importantes logros cuando estaba al frente del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia. Entre ellos destacan la reducción de delitos comunes mediante la creación de la Policía Nacional Bolivariana, la confirmación de la ONU de que Venezuela no es puente de tráfico de drogas ni existen cultivos ilegales en sus tierras. Merece la pena destacar que la ONU dijo que Venezuela es el quinto país del mundo donde se incautan más drogas.

El Aissami puso en evidencia la hipocresía de la lucha antidrogas de los Estados Unidos de América (EUA). Venezuela expulsó a la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA por sus siglas en inglés) en 2006. Durante los años que la DEA estuvo presente en Venezuela no se capturó a ningún capo de la droga. En la actualidad, 6 años después, ya han sido 75 los jefes de la mafia de drogas que se han capturado, 64 de ellos mientras Tareck El Aissami era ministro de justicia (2008-2012).

- El estado llanero que vio nacer al presidente Chávez, Barinas, es otro de los estados en los que siempre ha ganado la revolución y, curiosamente, los dos gobernadores que han representado a la izquierda en esta entidad desde 1998 han sido el padre y el hermano mayor de Chávez, Hugo de los Reyes Chávez y Adán Coromoto Chávez respectivamente.

En Barinas tiene mucha importancia la ganadería y representa una oportunidad para desarrollar el sector agropecuario gracias a sus interminables sabanas y tierras fértiles. Esto junto con los cultivos de café y la industria maderera, aumentan la importancia de controlar este estado.

Desde que en 1998 Hugo de los Reyes Chávez le arrebatase la gobernación a la descafeinada socialdemocracia venezolana, Barinas no volvió a caer en manos de la oposición. Alcanzó la gobernación con el 43% de los votos y en cada cita electoral vio su apoyo aumentado. Tan solo 2 años después, en las elecciones del año 2000 Hugo de los Reyes Chávez consiguió el 52% de los votos y en el año 2004, la última vez que se presentó, alcanzó el 76% del apoyo.

En el año 2008 Adán Chávez ganó las primarias del PSUV con un 91% de los votos siendo el candidato de la Revolución Bolivariana. Después ganó en las elecciones regionales con el 50% de los votos. En la siguiente cita electoral de 2012 obtuvo la reelección mejorando su resultado anterior con el 57,7% de los sufragios frente al 42% del contendiente opositor.

- Bolívar es un estado estratégico por ser un estado minero. Y es donde la elección ha estado más reñida en estos comicios regionales.
El candidato de la revolución apenas le ha sacado un 2% de ventaja al opositor. Francisco Rangel Gómez es el candidato que el PSUV ha presentado a la gobernación de Bolívar desde el año 2004 cuando alcanzó por primera vez la gobernación con el 58% de los sufragios. Desde entonces ha ido perdiendo tanto los apoyos en las urnas -47% en 2008 y 46% en 2012- como en sus aliados políticos como el Partido Comunista de Venezuela (PCV) que solo lo apoyó la primera vez en 2004.
- Cojedes es un estado llanero donde destaca la práctica de la agricultura y la ganadería.
En las últimas elecciones regionales de 2012 la candidata Érika Farías revalidó la victoria de los candidatos revolucionarios en esa entidad con un 63% de los votos, muy lejos del candidato opositor que apenas superó el 35% de los apoyos.
- Delta Amacuro está atrevesado por el legendario Rio Orinoco, rodeado en gran parte por el océano Atlántico y es el lugar donde vive la mayoría de los indígenas de la etnia warao.
La actual gobernadora del estado Monagas, Yelitze Santaella, fue la que gobernó desde el año 2000 al 2008 este estado atlántico, obteniendo el cargo en ambas ocasiones con más del 60% de los votos.
Tras ganar en las primarias del PSUV en el año 2008, Lizeta Hernández obtuvo la gobernación con un 55% de los votos. Después de 4 años se presentó en diciembre de 2012 a la reelección la cual ganó con más apoyo que la primera vez, representado en el 77,24% de los votos.
- En el Caribe venezolano hay un estado petrolero y agrícola llamado Falcón que siempre ha sido fiel a la revolución.

En las dos primeras ocasiones en las que se obtuvo la victoria -años 2000 y 2004- el candidato de los bolivarianos fue Jesús Montilla, actualmente diputado en la Asamblea Nacional y vicepresidente del PSUV para la Región Central. Montilla alcanzó por primera vez la gobernación con el 48,6% de los votos, afianzando su liderazgo en 2004 cuando ganó con el 60% de apoyo popular.

En 2008 no pudo presentarse por la ley que limitaba los mandatos de los cargos públicos vigente hasta el año siguiente, cuando el pueblo eliminó ese límite en referéndum. Los militantes y simpatizantes del PSUV eligieron en primarias a la socialista Stella Lugo que ganó las elecciones regionales en el año 2008 con el 55% de los votos.

Durante sus 4 años al frente de la gobernación la bolivariana centró sus esfuerzos en apoyar a las mujeres y a los niños - creación de los Consejos Municipales de Derecho y del Banco de Desarrollo de la Mujer, apertura de centros de atención integral- además de afianzar la sanidad y la educación en su estado. El pueblo de Falcón premió esa buena administración votando por la reelección de Stella Lugo, la cual ganó en 2012 con más de 14% de diferencia con respecto al candidato de la derecha.

- Guárico es un pujante estado agropecuario con una modesta industria maderera y una destacada producción de cereales como el maíz, arroz y sorgo.
Eduardo Manuitt consiguió en el año 2000 el 48% de los votos, cantidad suficiente para gobernar esta entidad llanera. Su reelección la consiguió cómodamente al obtener el mejor resultado de todos los gobernadores electos durante las elecciones regionales del año 2004, 78,4%.

William Lara fue el candidato de los revolucionarios en 2008 al ganar las primarias frente a Lenny Manuitt, la hija del anterior gobernador del estado guariqueño. Después de eso, en las elecciones
regionales, Lara ganó al candidato opositor obteniendo más del 55% de los apoyos electorales.

William Lara fue diputado de la Asamblea Nacional Constituyente que redactó la Constitución Bolivariana de 1999. Reelegido diputado de la nueva Asamblea Nacional en el año 2000, desempeñó el cargo de Presidente de esa institución.

En el golpe de estado que sufrió Chávez en abril del año 2002, Lara juramentó a Diosdado Cabello -en ese momento vicepresidente de Venezuela- como presidente de la república después de que el pueblo y los militares bolivarianos hubiera hecho huir a los golpistas del Palacio Presidencial de Miraflores. Gracias a eso, Diosdado Cabello nada más asumir el cargo ordenó a los militares que fueran a liberar a Chávez.

La coherente y revolucionaria trayectoria política de William Lara se truncó en 2010 cuando murió en un accidente de tráfico. Hugo Chávez declaró emocionado sobre Lara, "por su patriotismo, nacionalismo y lealtad a toda prueba; humilde, disciplinado, emprendedor, valiente, inteligente, audaz, sabio; un líder verdadero; por eso tu nombre, Willian Lara, quedará grabado como uno de los fundadores de la República Bolivariana. Así será para siempre, camarada".

Ramón Rodríguez Chacín fue el candidato del Gran Polo Patriótico para recoger el testigo de William Lara. Chacín fue uno de los militares que estuvieron a las órdenes de Chávez durante el intento de golpe de estado de 1992. Se distinguió por haber sido determinante en varias negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que culminaron con la liberación de los rehenes. También estuvo a cargo durante 6 años (2002 - 2008) del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia.

En los comiciones regionales de 2012 consiguió una contundente victoria, obteniendo el 75% de los votos.
- Mérida es un estado eminentemente turístico aunque también destaca como uno de los puntos culturales y universitarios más importantes del país, además de ser el primer productor de algunos productos del campo como lechuga, coliflor, apio, repollo, zanahora y patatas entre otros.
El nuevo gobernador de este estado, el peseuvista Alexis Ramírez, expresó en su discurso después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) lo proclamara vencedor con el 50,2% de los votos, que transferiría su poder al pueblo organizado en consejos comunales y comunas tal y como se especifica en el programa con el que el presidente Chávez ganó las elecciones del pasado 7 de octubre.
- Portuguesa, conocido como "el granero de Venezuela", es un estado con una desarrollada agricultura. Durante los sucesivos gobiernos de la revolución -conducidos en primer lugar por Antonia Muñoz y en la actualidad por Wilmar Castro- esta entidad se ha desarrollado económicamente gracias a la explotación petrolera y al desarrollo de la industria azucarera y plantas de procesamiento de arroz y maíz.
Wilmar Castro logró la reelección cun 54% de los votos en las elecciones regionales celebradas en diciembre de 2012.
- Sucre basa su economía principalmente en la pesca -limita al norte con el Caribe-, el turismo y la agricultura.
Esta entidad ha sido gobernada desde la llegada de la Revolución Bolivariana por los candidatos de izquierda, sin embargo a finales del segundo mandato de Ramón Martínez, este traicionó a sus votantes poniéndose al lado de la oposición imperialista. El pueblo no perdonó este hecho y en el año 2008 votó masivamente (56%) por Enrique José Maestre, candidato del PSUV y sus aliados.
Esta vocación socialista del pueblo de Sucre se vio refrendada cuando en las elecciones de 2012, con todavía más votos (60%), eligieron al candidato bolivariano Luis Acuña, quien le sacó una ventaja de más de 23% al candidato de la oposición.
- Trujillo es, como otros estados venezolanos, eminentemente agricultor. La ganadería, la pesca, la cría de aves, el cultivo de maíz, la yuca, los champiñones y las patatas suponen la gran parte de su economía. A un nivel menor también hay que considerar que la madera y el petróleo suponen parte de la actividad económica de Trujillo.
El apoyo del pueblo a la revolución en Trujillo no ha hecho más que aumentar a juzgar por los resultados de las sucesivas elecciones regionales. Tanto en el año 2000 como en el 2004, el candidato revolucionario Gilmer Viloria consiguió un apoyo que casi no varió del 55%. Fue en las elecciones de 2008 cuando Hugo Cabezas obtuvo el 60% de los sufragios y en la actualidad el gobernador Henry Rangel Silva se hizo con el cargo al obtener más del 82% de los apoyos electorales. Ganando incluso en todas las parroquias de ese estado.
Rangel Silva es un militar mal visto por los Estados Unidos de América. El tesoro de la nación del norte congeló las cuentas y los bienes que el actual gobernador pudiera tener en su país por, supuestamente, haber apoyado materialmente a las FARC. Esta acusación que no pudo demostrarse sucedió durante 2008, cuando Rangel Silva era responsable de la inteligencia venezolana. Hugo Chávez apoyó a Silva y acusó al gobierno norteamericano de mentir con el objetivo de desestabilizar Venezuela.
- Vargas es el último estado en crearse en venezuela. Su nacimiento data del año 1998 y se le considera la puerta de entrada al país por tener en su territorio el principal aeropuerto del país, Maiquetía y el segundo mayor puerto del mundo, ubicado en su capital, La Guaira.
Su actual gobernador, Jorge Luis García Carneiro accedió por primera vez a la gobernación tras ganar las primarias del PSUV en 2008, ganando después las elecciones regionales con el 61,5% de los votos. En las siguientes elecciones de 2012 se presentó a la reelección y aumentó su apoyo hasta superar el 73% de los votos.

Estados recuperados por los bolivarianos
Al contrario que la Revolución Bolivariana, la oposición derechista e imperialista no logra convencer al pueblo de que su gestión en los estados del país es la mejor. Los que desean la vuelta del neoliberalismo de la IV República no han ganado nunca todas las veces en ningún estado.

De los 6 estados que ganaron en las elecciones del año 2000 (Apure, Carabobo, Miranda, Monagas, Yaracuy y Zulia) 5 están hoy en poder de la revolución.

De esos 6 estados, 3 tuvieron un gobierno regional opositor durante el año 2000. Después de probar la gestión opositora, esos estados siempre han votado por la revolución

- Luis Lippa ganó representando a la derecha venezolana la gobernación del estado Apure en las elecciones regionales del año 2000. Después de desarrollar durante 4 años un proyecto político basado en el neoliberalismo y la confrontación sistemática con el gobierno que lidera Hugo Chávez, perdió estrepitosamente cuando se presentó a la reelección.
El bolivariano Jesús Aguilarte lo vapuleó con un 66% del apoyo frente al 27% de Lippa. En las siguientes elecciones durante 2008, Aguilarte ganó las primarias del PSUV y ganó la reelección con el 56% de los votos frente a una nueva cara de la oposición, Miriam Berdugo de Montilla.
En las últimas elecciones celebradas hace poco menos de un mes, Luis Lippa volvió a presentarse por la oposición y perdió frente a uno de los hombres fuertes del PSUV, Ramón Carrizález, quién lo arrolló obteniendo un 63% de los votos frente al peor resultado de Lippa, un 22% de los sufragios.
- En Monagas un dinosaurio de la anterior política bipartidista, Guillermo Call, estuvo gobernando la entidad desde 1986 hasta el año 2004. En ese año, el candidato del PSUV José Gregorio Briceño le arrebató el poder regional a Call, quien obtuvo el mismo resultado (41%) en las elecciones de 2000 y 2004. En ese último año, Briceño obtuvo el 58% de los votos.
Al llegar la revolución a Monagas, se descubrió una malversación de fondos por parte de Call, que finalmente fue juzgado y encontrado culpable por la justicia venezolana.
Con casi el 65% de los votos revalidó su cargo el gobernador Briceño en 2008. Sin embargo fue expulsado del PSUV después de que un nutrido grupo de militantes peseuvistas lo denunciasen por hacer declaraciones públicas en contra de personas y lineamientos del partido.
Al final de su mandato, ya expulsado, Briceño anunció que se presentaría como independiente, comprobando en 2012 que el apoyo que los monaguenses le dieron en ocasiones anteriores era por ideología y no por personalismo. Perdió contra la bolivariana Yelitze Santaella 44% frente a 55%.
- Eduardo Lapi, ex gobernador de Yaracuy, consiguió asilo político del ex presidente ultra derechista de Perú, Alan García. Sin embargo su persecución en Venezuela no era motivada por la política, sino por hechos de corrupción que cometió cuando era gobernador del estado.
Después de ser gobernador también estuvo relacionado durante el año 2008 con planes de desestabilización que incluían explosivos C-4.
Lapi ganó por los pelos en el año 2000 y no pudo engañar al pueblo yaracuyano en más ocasiones. Perdió la reelección frente a Carlos Giménez, el cual fue expulsado del PSUV a final de su mandato al hallársele culpable de corrupción.

En el año 2008, el candidato de las bases del PSUV, Julio César León Heredia ganó en las elecciones de 2008 con el 58% de los votos, consiguiendo en 2012 la reelección con el 61,4% de los votos.
Los otros 2 estados que comenzaron siendo positores, Carabobo y Zulia, representaban unos de los más importantes bastiones de la oposición. Durante las primeras elecciones regionales con Chávez ya en la presidencia, la oposición conquistó estas dos entidades que se encuentran entre las más ricas y posibilidades de desarrollo de todo el país.

Al contrario que en los anteriores 3 casos, en las sucesivas elecciones regionales, la oposición pudo, mejor o peor, mantener el poder en estos dos estados.

- Carabobo es uno de los estados más ricos e importantes, estratégicamente hablando, de Venezuela. En su territorio se ubican la principal industria petroquímica y una de las más importantes refinerías de petróleo del país. La prestigiosa Universidad de Carabobo y varias instituciones eduactivas hacen de este estado el punto estudiantil principal de la Región Central venezolana.
Henrique Salas Feo obtuvo en el año 2000 la gobernación de Carabobo con un 61% de los votos. Perdió la reelección ante Luis Felipe Acosta Carlez en las siguientes elecciones 51% frente a 48%.
Acosta Carlez es conocido principalmente por el eructo que se tiró delante de las cámaras en una expropiación de una embotelladora de Coca Cola acusada de acaparamiento. Durante los 4 años en los que gobernó Carabobo fue alejándose de la revolución, hasta que el propio presidente Chávez lo acusó de estar vinculado a una mafia de casinos.
En las elecciones de 2008, Acosta Carlez ya estaba expulsado del PSUV y compitió contra el opositor Henrique Salas Feo y el abanderado de la revolución elegido en primarias por las bases, Mario Silva, el cual es presentador del programa La Hojilla, donde se desmontan las mentiras que la oposición vierte contra los bolivarianos.
Los resultados de las elecciones de 2008 dieron otra vez la gobernación de Carabobo a Salas Feo, que apenas le sacó 3 puntos porcentuales a Silva (47% frente a 44%). Por su parte Acosta Carlez obtuvo solo el 6% de los apoyos. Feo creó durante su última gestión un poblema de grandes dimensiones con el profesorado al aumentarles enormemente el salario para luego no pagarles.
En la actualidad Francisco Armeliach, dirigente del PSUV, es el gobernador de Carabobo, al haber ganado 55% frente a 43% a Salas Feo, que no logró la reelección consecutiva. El bolivariano tiene como primer objetivo solucionar el problema de los profesores que no perciben sus sueldos.
- Aunque los medios de comunicación oligárquicos han hablado del estado Miranda como el más importante de Venezuela, como una estrategia para suavizar la paliza democrática que se ha llevado la oposición, la realidad sigue presente y con ella, el estado Zulia, estratégicamente el más importante de Venezuela.

La mayoría de los recursos hidrocarburos del país provienen de Zulia, que además ocupa también los primeros puestos en el cultivo de productos agropecuarios como uvas, queso, huevos, leche, plátanos y palma aceitera entre otros. Su frontera con Colombia supone otro importante punto que explica la importancia de gobernar este estado. Los bolivarianos esperan desarrollar todo su potencial ahora que lo gobiernan apoyándose en el MERCOSUR y el ALBA. Impedir el paso de paramilitares colombianos es también otra de las ambiciones de la izquierda.

Zulia era considerado el principal bastión de la derechano no solo por su potencial económico y demográfico. Había también una razón política: la oposición renovaba sus mandatos en esa entidad constantemente. Eso le valió ser, durante algunos años, casi la única voz institucional regional-debido a las estrepitosas derrotas electorales de la oposición como en las regionales de 2004- de la derecha imperialista venezolana.

Su gobernador desde el año 2000 al 2008 fue Manuel Rosales, firmante del decreto que dio el poder durante el golpe de estado de abril de 2002 al golpista Pedro Carmona Estanga, por aquel entonces jefe de la patronal venezolana. Rosales, también conocido como "El Filósofo del Zulia", [4] se presentó como candidato único de la oposición a las presidenciales del año 2006 perdiendo contra Chávez por una amplísima diferencia (63% frente a 37%).

Durante el año 2004 se denunció a Rosales por enriquecimiento ilícito. Hubo un aumento de su patrimonio sin justificar de casi 70 000 dólares. En el año 2008 el ministerio público lo imputa por ese delito. Al comenzar el proceso judicial, Rosales huyó en cuanto pudo a Perú para no enfrentarse a la justicia venezolana. Pese a que hay una orden de captura de la Interpol en su contra, Perú le otorgó asilo.

La derrota de la oposición en Zulia solo era cuestión de tiempo. Los socios del imperio en Venezuela no fueron capaces de asentar su proyecto político neoliberal y a cada elección desde el año 2004 las distancias se iban reduciendo. En el año 2006 en las presidenciales, Manuel Rosales obtuvo menos votos que Chávez en la entidad zuliana.

Ese hechó demostró que en Zulia había un voto de izquierda que se movilizaba para apoyar a Chávez pero se quedaba en casa a la hora de escoger gobernador. Desde entonces los revolucionarios en el Zulia se esforzaron para movilizar a sus votantes y fue a finales de 2012 cuando ese trabajo dio sus frutos. El candidato del Gran Polo Patriótico, Arias Cárdenas, venció con un 52% al candidato de la oposición, Pablo Pérez, quién se presentaba a la reelección y obtuvo un insuficiente 47%.

Los estados de Nueva Esparta y Táchira fueron conquistados en el año 2000 por los candidatos de la revolución para ser perdidos frente a la oposición más adelante.

- Nueva Esparta. Alexis Navarro ganó en el año 2000 las elecciones a la gobernación de Nueva Esparta, el único estado insular de Venezuela. La famosa y turística Isla Margarita pertenece a esta entidad.
Cuatro años después, Navarro perdió un 6% del voto, quedándose en un 43%. El opositor Morel Rodríguez se hizo con el control de Nueva Esparta al conseguir un 51% del voto y lo mantuvo consiguiendo una reelección en 2008 hasta que en 2012 perdió frente al revolucionario Carlos Mata Figueroa por una diferencia de casi 10 puntos (54% frente a 45%). Mata Figueroa había sido desde 2010 ministro de defensa.
- Táchira. Uno de los gobernadores que más luchó contra el golpe de estado de 2002 y por el regreso a la presidencia de Hugo Chávez fue Roland Blanco La Cruz. Alcanzó por primera vez la administración de Táchira en el año 2000 con poco más del 50% de los votos. Su gobierno regional lo asentó y en la reelección del año 2004 consiguió el 57.4% de los votos.
Roland Blanco La Cruz no pudo presentarse a las elecciones regionales de 2008 por la ley electoral vigente en ese momento. Actualmente es Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Venezuela en Cuba. Es uno de los principales impulsores de la lucha por la liberación de los 5 antiterroristas cubanos presos en los Estados Unidos de América y organiza jornadas de voluntariado en beneficio del pueblo cubano y su revolución.
El candidato del PSUV esogido por las bases en primarias, Leonardo Salcedo, no pudo retener la gobernación en manos revolucionarias, perdiendo solo por un 1% -el resultado más ajustado de las regionales celebradas en 2008: 49% frente a 48%- frente al derechista César Alejandro Pérez Vivas.
Entre los logros de Pérez Vivas se cuentan la expulsión de cientos de trabajadores de la administración tachirense por simpatizar con la revolución y la privatización de cientos de casas -que consistió en cobrar a los residentes por vivir en ellas- que el anterior gobernador, Roland Blanco, adjudicó gratuitamente a los sectores más desfavorecidos del estado. El retiro de la policía cuando sectores estudiantiles de ultraderecha acataron violentamente la Universidad Bolivariana de Venezuela, dejando un muerto a su paso y el cierre de varios infocentros, una iniciativa del Gobierno Bolivariano para dar a sus ciudadanos acceso gratuito a internet, fueron otras iniciativas que marcaron el desempeño de Pérez Vivas en Táchira.
Fruto de este desempeño del opositor, en las últimas elecciones regionales perdió estrepitosamente la reelección frente al bolivariano José Gregorio Vielma Mora que consiguió un 54% de los votos frente a al 45% de Pérez Vivas.
Vielma Mora fue uno de los militares que participaron en el golpe de estado impulsado por Chávez en 1992. Compartió la misión de tomar el Palacio Presidencial con Roland Blanco La Cruz. Después de salir de la cárcel se unió al movimiento político liderado por el actual presidente venezolano, siendo elegido por ese movimiento en Miranda como uno de los diputados a la Asamblea Constituyente que redactó la Constitución Bolivariana de 1999. Ha cumplido diferentes tareas en el gobierno venezolano, destacando por su labor en el SENIAT -recaudación de impuestos-.
Táchira es un estado muy importante por su importante industria (alimenticia, manufacturera, artesana, automotriz, mineria...), por su actividad comercial en la importación y por ser uno de los centros universitarios más grandes del país.

El protagonista Capriles
Los adversarios internos y externos al proceso socialista iniciado en Venezuela han recibido desde octubre dos fuertes golpes. Primero la derrota en las elecciones presidenciales, toda una sorpresa para los simpatizantes de la oposición. Pensaron que la victoria era segura al ser engañados por sus propios dirigentes con encuestas sin base científica que daban por sentado la victoria para su candidato mientras menospreciaban las encuestas basadas en estudios serios afirmando que daban la victoria a Chávez porque estaban compradas.

Con una histórica participación del 80%, lo que marcó el techo electoral de la oposición, Chávez consiguió una holgada victoria al superar por 11 puntos porcentuales al candidato de la derecha. Capriles apenas pudo llegar al 44% frente al 55% conseguido por Hugo Chávez, mayoría absoluta.

Esta situación desmovilizó a los votantes opositores que aún están recuperándose del desengaño que se llevaron al ver perder a su candidato después de creerse decenas de encuestas sin base real -efectuadas en las páginas de internet de diarios de derechas o haciendo las entrevistas a un solo sector social como las comunidades que residen en los barrios ricos-. La desmovilización unido al pésimo desempeño de los gobernadores opositores llevó a una derrota aplastante en las elecciones regionales que se celebraron en diciembre en las que la oposición retuvo 3 entidades y la revolución ganó 20, el 85% del total.

De las 3 gobernaciones que hoy son opositoras solo una les pertenece genuinamente, Miranda, ya que las otras dos provienen de gobernadores que llegaron con votos de los bolivarianos y traicionaron a sus electores estando en el poder.

Viendo estos resultados los adversarios de la revolución bolivariana -grandes empresarios que dejaron de obtener beneficios de la explotación petrolera y banqueros que han perdido sus privilegios, entre otros de la misma casta- han elaborado una estrategia mediática que reproducen en sus medios de comunicación para suavizar la derrota. Ésta ha consistido en remarcar la pequeña victoria de Capriles Radonsky en Miranda hasta ponerla al mismo nivel que las 21 victorias conseguidas por los revolucionarios.

En los titulares de las noticias que desinforman sobre los comicios regionales escriben sobre la victoria de Capriles, igualándola de esta forma a las 20 victorias regionales cosechadas por los aspirantes del Gran polo Patriótico (GPP) y obviando su derrota en las presidenciales, -incluso en el estado que Capriles gobierna, Miranda, Chávez obtuvo más votos-.

Hablan de la victoria de Capriles sin mencionar que se reproduce lo mismo que sucedió en Zulia, la distancia entre la oposición y la revolución se acorta de forma constante. Elías Jaua, uno de los principales dirigentes del PSUV en apenas un mes de campaña logró recortar 4 puntos porcentuales a Capriles con respecto a las anteriores elecciones, quedándose a poco más del 3%
Los medios de comunicación hacen hincapié en la exigua victoria de Capriles silenciando que la oposición ha perdido la verdadera joya venezolana, Zulia, junto a otras entidades que, económica y demográficamente son, como mínimo, igual de importantes que Miranda como Carabobo, Nueva Esparta y Táchira. Ocultan con el protagonismo de Capriles que la oposición no ha podido arrebatarle ni un solo estado a la revolución, que conserva todos los que ganó en 2008.

El problema de esta estrategia es que no servirá ni para consolidar el liderazgo de Capriles en una oposición donde algunos de sus miembros más mediáticos como Henry Ramos Allup de Acción Democrática ya han advertido que si hubiera antes de lo esperado unas nuevas elecciones presidenciales, no apoyarían una nueva reelección de Capriles.

El protagonismo que el capitalismo mundial le ha dado a Capriles es solo una mala defensa. Un disfraz remendado que pretende ocultar las tremendas derrotas sufridas por la oposición. Capriles ha obtenido menos votos que la primera vez que ganó la gobernación de Miranda y bajo su liderazgo la oposición ha obtenido dos derrotas seguidas, una de ellas supone, junto con las regionales de 2004, el peor resultado de la derecha venezolana desde que Chávez está en la presidencia.

El caso Lara
El hoy diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV, Luis Reyes Reyes, fue gobernador del estado Lara desde el año 2000 hasta el año 2008. La primera vez que ganó lo hizo bajo el recuerdo reciente de haber sido uno de los redactores de la Constitución Bolivariana de 1999. Ganó con el 62% de los votos. Después de un brillante desempeño como gobernador, consiguió la reelección con el 73,5% de los votos.
No pudo optar a un tercer mandato porque la ley electoral vigente en ese momento no se lo permitía. Durante sus dos mandatos construyó infraestructura necesaria para comunicar perfectamente todo el estado, construyó 3 universidades públicas, 120 consultorios médicos y destacó como el gobernador más eficiente al aplicar el programa del gobierno de sustitución de ranchos por viviendas dignas.
Al no poder presentarse a las elecciones regionales de 2008, las bases del PSUV escogieron en primarias a Henry Falcón, que hasta entonces se había desempeñado como alcalde del Municipio Iribarren, uno de los más poblados de Venezuela y donde se ubica la capital del estado Lara.
Falcón había mostrado hasta ese momento un tímido distanciamiento -por la derecha- de Hugo Chávez. Las posiciones moderadas de Henry Falcón fueron creciendo notoriamente desde que consiguió ser gobernador del estado Lara. Fue el único candidato a gobernador de las filas bolivarianas que rechazó usar la imagen de Chávez en los carteles publicitarios y no quiso que el presidente venezolano lo acompañase durante la campaña electoral.
Creó su propia organización política, Revolución Eficiente (REF), que lo apoyó en las elecciones regionales de 2008. Todo este alejamiento del PSUV y del presidente Chávez no le supuso ningún problema a Henry Falcón a la hora de poner la mano para recibir los votos del PSUV. De hecho, consiguió ganar la gobernación unica y exclusivamente por los votos aportados por la organización que presidía y preside Hugo Chávez. El PSUV consiguió el 72,3% de los votos conseguidos por Falcón.
Poco más de un año después Henry Falcón abandonó el PSUV. No le pareció nada bien que el gobierno venezolano expropiase a una empresa privada que acaparaba alimentos y especulaba con su precio. Manteniendo esas posturas en favor de la oligarquía venezolana, no es de extrañar que durante la campaña electoral para las presidenciales de 2012, Henry Falcón apoyase al candidato de la derecha, Henrique Capriles.
En las pasadas elecciones regionales de 2012, Falcón consiguió renovar por segunda vez su mandato pese a que perdió casi un 20% de los sufragios con respecto al año 2008. El ex gobernador Luis Reyes Reyes fue el candidato de las filas revolucionarias y logró canalizar ese enorme descontento con el gobiernador pero no fue suficiente por ahora.
Conclusiones
— > Teniendo en cuenta el voto popular, desde que Chávez está en la presidencia, en todas las citas electorales regionales los bolivarianos han conquistado la mayoría de las gobernaciones. En el año 2000 consiguieron 16 gobernaciones (70%), en el año 2004 consiguieron 20 gobernaciones (85%), en el año 2008 consiguieron 17 gobernaciones (74%) y en 2012 volvieron a obtener su mejor resultado hasta el momento, 20 gobernaciones (85%).
— > Las 3 gobernaciones obtenidas hace unas semanas por la oposición han sido por reelección. En 2 de ellas la derecha ha ganado con menor diferencia que en las anteriores regionales de 2008.
— > La Revolución Bolivariana ha mantenido todas las gobernaciones que consiguió en 2008. En la mayoría de ellas ha mantenido o aumentado su apoyo electoral.
— > La oposición ha perdido en la mayoría de sus feudos, algunos de ellos principales potencias económicas del país como Zulia, Carabobo, Nueva Esparta y Táchira.
— > Hasta 1989, en plena IV República, los gobernadores no eran elegidos por voto popular, eran designados por el Presidente.
— > La participación ha sido la misma que han tenido casi todos los procesos electorales regionales venezolanos. Históricamente se ha mantenido entre el 45% y el 55% de participación. En 1989, año de las primeras elecciones regionales, la participación fue del 45,1%, en 1992 fue del 49,3%, en 1995 fue del 46,2%, en 1998 año en que por primera vez se presentó la organización política de Chávez la participación fue del 54,4%, en el año 2000 fue del 56,4, en el año 2004 fue del 45,7%, en el año 2008 fue del 65,45% y en el año 2012 fue del 53,9%.
— > Los candidatos bolivarianos que traicionan a sus votantes no vuelven a conseguir la reelección fuera del GPP en la mayoría de los casos.
— > La revolución, por sus acertadas políticas socialistas en favor de los sectores sociales más desfavorecidos, logra mantener el poder regional que obtiene. Una vez que los bolivarianos ganan las elecciones en un estado, siempre las vuelven a ganar. Así ha pasado al menos en el 80% de las entidades venezolanas (18 de 23).
— > La oposición, debido a sus políticas neoliberales que tan malos recuerdos traen a los venezolanos, es incapaz de mantener sus gobiernos regionales. Ha perdido el control del 82% de los estados en los que alguna vez ha gobernado. Solo conserva 2 de 11 entidades. Y una de ellas (Amazonas) es gobernada actualmente por un gobernador que traicionó a la revolución y propugna una Tercera Vía que rechaza tanto al gobierno de Venezuela como a la oposición.
Notas
  1. El Movimiento Quinta República (MVR) fue una forma de mantener el nombre del proyecto original de Hugo Chávez para escapar de la censura. Los poderes fácticos venezolanos, conscientes del fulgurante ascenso de Hugo Chávez y su movimiento bolivariano prohibieron hacer cualquier mención a Simón Bolívar en el nombre de su organización. Por lo que Chávez no pudo hacer de su organización militar Movimiento Bolivariano Revolucionario (MBR) un partido político.
Como en Venezuela, la letra "b" y la letra "v" se pronuncian prácticamente igual, se buscó un nuevo nombre que al escribir sus iniciales se pronunciase exactamente igual que el Movimiento Bolivariano Revolucionario (MBR), de ahí que la nueva organización que fundase el movimiento boliviariano fuera el Movimiento Quinta República. Al convertir la palabra "quinta" a números romanos, quedaba una"V", que se nombra, como ya se ha dicho, en Venezuela igual que la "B", quedando MVR.
  1. Pedro Carmona Estanga era durante 2002 el presidente de Fedecámaras, la patronal venezolana. Cuando sucedió el golpe de estado en abril de ese mismo año, Carmona usurpó el puesto del secuestrado presidente Chávez convirtiéndose en el dictador más breve de la historia de América Latina, apenas duró 2 días.
El mismo pueblo venezolano, a pesar de la represión que desataron los golpistas, se congregó por millones frente al Palacio Presidencial. Lo que dio suficiente respaldo a unos cuantos soldados fieles a Chávez que se encontraban en el Palacio Presidencial para volver a tomarlo. Carmona Huyó por la puerta de atrás.
Durante su breve estancia en el poder, Pedro Carmona tumbó la señal del canal 8 -el único bajo control público-, reprimió duramente a los que protestaron en las calles, abolió todos los poderes democráticos del estado, sacó violentamente de sus cargos a los gobernadores y demás políticos fieles a Chávez y formó parte del plan golpista que culminaba con el asesinato de Chávez. Esa parte del plan que no se cumplió porque los soldados que debían hacerlo se echaron atrás en el último momento.
España y Estados Unidos de América fueron los primeros en reconocer a Carmona como presidente legal y legítimo de Venezuela.
  1. A principios de su segundo mandato (2006-2012), el presidente Hugo Chávez llamó a profundizar la unión de los bolivarianos, para superar la mera unión con fines electorales. El objetivo era unirse sin siglas en un solo partido político para fortalecer la revolución con una sola organización revolucionaria que otorgase el poder interno mediante varios mecanismos democráticos a las bases revolucionarias.
En marzo de 2008 se fundó e PSUV que sustituyó al MVR como el referente político de la izquierda venezolana. Desde entonces ha sido el partido más votado en todas las elecciones celebradas hasta la fecha. Llegando a tener siempre más votos que todos los partidos de oposición juntos.
El PSUV se considera un partido marxista y en sus estatutos viene recogido el centralismo democrático -principio leninista- como uno de los pilares básicos de su funcionamiento interno.
  1. Manuel Rosales, representante de la oligarquía que roba al pueblo y cuando éste llega al poder y lo juzga, se presenta como una víctima política, es conocido con el sobrenombre del "Filósofo del Zulia" por la enorme cantidad de equivocaciones que cometía al hablar. Durante la campaña presidencial de 2006 cuando él era el candidato llamó a sus simpatizantes a echar a Chávez del poder " a punta de votos" en "14 años".
Algunas otras frases de Manuel Rosales recordadas cómicamente por los venezolanos son:
- “En todo el estado Zulia hemos mostrado un ejemplo de gestión, y no como este gobierno que tiene el país abandonado, así como está de abandonada y desasistida La Guajira”. [La Guajira está ubicada en el estado Zulia].
- “No hay que pedirle Peras al Horno”.
- “Ni con el barbudo [Fidel] ni con el imperialista (…) haremos negocios con todo el mundo (…) pero ni un barril [de petróleo] más a Cuba”.
- “Nosotros repartiremos la propiedad privada”
- “Las misiones son una política que ha resultado exitosa, que se van a quedar cuando saquemos a este gobierno de puros fracasos”.
- “No le pagaré a los jubilados y pensionados de la gobernación del estado Zulia, porque no están trabajando”.
- “He notado que a medida que avanzan las horas y los días, más se acerca la fecha de las elecciones”.
- “Mañana visitaremos Margarita, que es una isla rodeada de agua”.
Via: tercerainformacion

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO