Escándalo y corrupción en la política española


La Unión Democrática de Cataluña después de 14 años reconoce que su partido desvió medio millón de dólares para sus arcas

No bastaba con tener una situación económica deplorable, a los 12 millones de pobres y a los seis millones 150 mil desempleados que ya hay en España, según ha dicho el barómetro que rige Bruselas, continúan salpicando casos de corrupción en la escena política española.

El último, el de la Unión Democrática de Cataluña que después de 14 años, ha reconocido que su partido se financió de manera irregular con fondos europeos. Dicho partido, desvió 400 mil euros, medio millón de dólares para sus arcas, sin embargo, lo han negado todo este tiempo.

Se ha llegado a un acuerdo, dicho partido y su presidente, Josep María Duran y Lleida, reconocen el desvío y se han comprometido en pagarlo. A cambio nadie sufrirá ninguna condena; además, Duran y Lleida dijo en el año 2000 que si se descubriera alguna anomalía, renunciaría, cosa que no ha sucedido.

Este caso de supuestas corrupciones no deja de ser una anécdota, el último de cientos de ellos, sin embargo, es especialmente significativo porque la opinión pública española ve que la justicia no mide con la misma vara a la clase política y a la ciudadanía.

El ejemplo más claro, es el de Rodrigo Rato, antiguo vicepresidente del Gobierno con José María Aznar, ex director general del Fondo Monetario Internacional y posteriormente presidente de Bankia, entidad que ahora está en banca rota.

Rato, pasó por la Audiencia Nacional, sin mayor problema a pesar de que la entidad bancaria quedó desecha.

No solamente parece que la Justicia lo ve con ojos distintos, sino que además, una importante empresa de telefonía española le ha ofrecido ser asesor en América Latina y en Europa.

Estas situaciones están hartando a una sociedad española, cada vez más cansada y sobre todo, más decaída.
Via: televisa

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO