Últimas noticias..

¿Qué gana y qué pierde España con el prestamo bancario?

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado que el rescate para España no será como los demás. En primer lugar, el dinero se inyectará exclusivamente a la banca, no al Estado. En segundo lugar, será un prestamo sin condiciones, es decir, España no deberá tomar ninguna medida de austeridad por orden directa de Europa, sino que será la banca la única que tendrá que «ponerse a las órdenes» de la troika. Un modelo de rescate que supone ventajas e inconvenientes.

Aumento de la deuda

El dinero europeo para sanear la banca española lo recibirá el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), quien lo prestará a bancos y cajas. Será ese fondo quien asuma el crédito, aunque después quien lo tenga que devolver sean los bancos. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que esto, por lo tanto, elevará el nivel de deuda pública de la banca. Los intereses a pagar se recogerán año a año en los Presupuestos del Estado, y harán elevar también el déficit, aunque su reintegro por parte de las entidades hará que el impacto sea, finalmente, nulo.

Mantenemos la soberanía

Al concederse el prestamo a la banca y no al Estado, España no estará directamente controlada por «los hombres de negro» de la troika. Nuestro país mantendrá su actual calendario para cumplir con los objetivos de déficit marcados. Por lo tanto, no deberán tomarse medidas dolorosas y adicionales de ajuste impuestas a dedo por la troika como sí ocurrió en Portugal, en Grecia y en Irlanda. En el país heleno, por ejemplo, el salario medio se redujo en torno a un 30% y el salario mínimo cayó más del 20%, se subió el IVA y se despidieron unos 30.000 funcionarios. Los recortes que tuvo que asumir Grecia fueron los más duros de toda la zona euro, aunque Portugal e Irlanda también fueron forzados a tomar medidas parecidas. Esos mecanismos de austeridad empobrecen a corto plazo a los ciudadanos. España, según el ministro, se evitará ese mal trago.

Mayor transparencia bancaria

Bruselas y el FMI supervisarán de forma el proceso de saneamiento de las entidades del país. Eso quiere decir que sus cuentas deberán ser más claras y transparentes que nunca. No volverán a aparecer sorpresas como el inmenso agujero de Bankia porque todos los activos de la banca estarán perfectamente controlados. Además los activos tóxicos de la banca podrán aflorar. Por ejemplo, hace sólo unas semanas se descubrió que Bankia poseía 9.700 millones más en activos potencialmente problemáticos del ladrillo de los que habías admitido. Con el exhaustivo examen de Europa, ese tipo de situaciones podrían evitarse.

Un cortafuegos económico

La inyección de capital devolverá la confianza a los mercados y enfriará por fin la prima de riesgo, que se mantuvo por encima de los 500 puntos durante toda una semana y cuya tendencia alcista parecía imparable hasta ahora. Además, con esa medida, el Eurogrupo evita un posible contagio a otros países como Italia e incluso Francia. Es una de las razones por las cuales Berlín ha cedido en su ortodoxia. Y quizá también porque el colapso del sistema financiero español arrastraría también a la banca y economía germana.

Volverá a fluir el crédito

Una vez saneada la banca, el crédito podría volver a fluir. La reactivación del crédito es trascendental para salir de esta crisis porque sin él es imposible que pueda reactivarse la economía. Si se conceden prestamos, se activará el consumo, se recaudarán impuestos para las arcas públicas y se podrá generar empleo. La fluidez del crédito es lo que vuelve a poner en marcha la rueda de la economía.
Fuente: ABC.es

Para entender el capitalismo. Algunos conceptos previos"
Marta Harnecker - 05-06-2012

No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO