Qué países aún en el siglo XXI la mujer es ciudadana de segunda



En pleno siglo XXI las mujeres paquistaníes casadas no pueden registrar un negocio sin permiso de su esposo. Tampoco las congoleñas y las nigerinas pueden abrir una cuenta bancaria sin la firma de su cónyuge; la misma discriminación que afrontaban las mujeres españolas durante el franquismo.

En Afganistán, Malasia, Omán, Arabia Saudí, Yemen y otros 12 países las mujeres no pueden salir del país sin permiso de sus maridos. En 32 países, las mujeres casadas ni siquiera pueden tener pasaporte propio (Malí, Jordania, Irak, entre otros)

Más de 50 millones de niñas no van al colegio en el mundo, la mayoría de ellas en países de África, según datos de Unicef un derecho fundamental, sin educación su futuro estará gravemente limitado.

A pesar que la ONU en 1975, declaró el 8 de marzo como Día internacional de la Mujer, aún siguen las sombras del mundo excluyente y machista. Esta organización plantea como reivindicación concreta que es la paridad hombre-mujer, idea que se recoge en el lema ‘Las mujeres en el mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030.

Conozca los países quienes no han avanzado en el reconocimiento y reivindicación de la mujer:

Egipto

La brecha de género en Egipto ha obtenido un porcentaje del 59,9 por ciento. Se trata de uno de los países en los que se producen más casos de mutilación genital femenina, a pesar de estar prohibida desde el año 2008.

Esta práctica la han sufrido el 92 por ciento de las egipcias casadas con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años.

En cuanto a política, por ejemplo, en cuestión de representación femenina en puestos ministeriales, la cifra se sitúa solo en un 12 por ciento.

Mali

Es uno de los pocos países donde la esperanza de vida de las mujeres es menor que la de los hombres: la media se sitúa en los 48 años. Además de la falta de alfabetización, en Mali -como en muchos países africanos- se sigue practicando la mutilación genital y el matrimonio forzado de menores.

Líbano

Uno de los asuntos más preocupantes del país es el alto índice de violencia doméstica que existe. Es un país donde las leyes religiosas y las creencias familiares regulan muchas veces la vida de las mujeres:

El divorcio está prohibido para los católicos y sorprende que se permita el crimen de honor, por el cual un padre o un hermano pueden matar a su hija o hermana si sospecha o descubre que ésta ha cometido adulterio.

En cuanto a la representación política de las mujeres, ésta es solo de un 3 por ciento.unnamed

Marruecos

El pasado año la Agencia Nacional de Lucha Contra el Analfabetismo (ANCLA), denunció la alarmante situación que vive Marruecos en materia de educación.

Es un país con cerca de 10 millones de ciudadanos analfabetos, una cifra que lo sitúa a la cola de los países árabes en cuanto a porcentaje de población que no sabe leer ni a escribir. La tasa de analfabetismo en las mujeres se sitúa en un 74 por ciento.

Jordania

Aunque la reina Rania de Jordania se declare activista de los derechos de las mujeres y los niños, su país es uno de los que menos los respeta. La representación política de las mujeres jordanas está muy limitada: según las cifras del WEF, sólo el 12 por ciento de los puestos parlamentarios y un punto menos de las posiciones ministeriales son ocupados por mujeres, una de las tasas más bajas del mundo.

Irán

Irán se sitúa a la altura del Líbano con el mismo porcentaje de mujeres con representación parlamentaria: un 3por ciento.

De hecho en 2013 el país descalificó a todas las candidatas a la presidencia en las elecciones.

Las mujeres obtienen la condición de ciudadanas de segunda, son obligadas a llevar velo y a seguir un estricto código de vestimenta y, como norma general, viven a la sombra de los hombres: necesitan su autorización para estudiar, trabajar e incluso para participar en eventos deportivos.

Chad

Uno de los datos más preocupantes del país centroafricano es el bajo índice de alfabetización que mantiene: solo el 28 por ciento de las mujeres saben leer y apenas un 55 por ciento de las niñas acuden a la escuela primaria.

Algo que les impide avanzar en terrenos formativos y laborales, ya que la tradición está anclada en un ámbito machista. Además, según denuncia Unicef, 7 de cada 10 niñas se casan antes de cumplir los 18 años, algo que pone en grave peligro su desarrollo.

Siria

Siria sigue en pleno conflicto bélico, una guerra que tiene ya cinco años y que hasta la fecha nos ha dejado cifras escalofriantes: más de 366 mil personas han muerto, según el balance publicado por el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

Siria ha perdido el 15 por ciento de su población y la esperanza de vida ha caído 20 años. Se trata del país con más refugiados del mundo: 6.6 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares para escapar de las atrocidades de la guerra. Un 80 por ciento de ellas son mujeres y niños pequeños.

El último informe de Amnistía Internacional denunció la situación que viven las refugiadas sirias, especialmente en el Líbano, donde están expuestas a explotación y acoso sexual a través de las políticas discriminatorias impuestas por las autoridades.

Pakistán

Las cifras que aparecen en el informe de WEF demuestran que Pakistán es uno de los países con mayores diferencias entre las oportunidades laborales para hombres y mujeres: sólo el 25 por ciento de ellas trabaja sin duda un abismo considerable.

Yemen se sitúa en el último puesto del ránking del informe, convirtiéndose así en el país con la brecha de género más amplia que existe: las oportunidades de trabajo, la educación, la salud y la supervivencia obtienen los peores criterios.

No hay ninguna mujer yemení que participe en el parlamento, éste está constituido únicamente por hombres.

El 17 por ciento de las niñas entre los 15 y 19 años son forzadas a contraer matrimonio y el 38 por ciento de ellas sufren mutilación genital. Las mujeres dependen de los hombres para vivir, pues necesitan su permiso para realizar prácticamente cualquier cosa: salir a la calle, ir a la universidad, sacarse el pasaporte.

Argentina

Según información de la ONG Mujeres de la Matria Latinoamericana, el año 2016 en Argentina se cometieron 322 femicidios, lo que indica que hubo una mujer muerta cada 30 horas; sin embargo este número se recrudeció en los dos primeros meses de este año en los que la Casa del Encuentro denunció un caso de asesinato cada 18 horas.

España

Según movimientos feministas de España denuncian que al ritmo actual faltan 169 años para alcanzar la igualdad económica, según los datos del Foro Económico Mundial.

En pleno 2017, cada 10 minutos una mujer es asesinada a manos de su pareja o expareja en el país, donde una de cada tres ha sufrido una agresión sexual.

Las españolas cobran menos que sus compañeros varones por un trabajo de igual valor.

El fantasma tangible de la brecha continúa cuando las mujeres se jubilan y repercute en el tipo de pensión: según la Unión General de Trabajadores (UGT) un poco más de dos millones de mujeres han podido acceder a una pensión de jubilación frente a más de tres millones de hombres.

Unas 16 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año. /EM

Fuentes: Infobae, Antena3, elpais.com, enfemenino.com, UGT.es

VTV.gob.ve
Previous
Next Post »
0 Komentar

DEJA UN COMENTARIO