Brasil: la crisis y el caos social echan raíces



El 2017 ha arrancado con mal pie en Brasil, donde la tasa de desempleo ha ascendido ya a una cifra sin precedentes: unos 12,1 millones de personas, como resultado de las terapias que ha venido poniendo en práctica el presidente Michel Temer.

Aunque el Gobierno habla de una recuperación para los próximos meses, lo cierto es que la economía sigue contrayéndose. Además, los continuos escándalos políticos siguen poniendo las cosas difíciles al espectro político.

En medio de este complicado panorama son cada vez más frecuentes los motines en cárceles del país, que han destapado otra de las caras de Brasil: la realidad medieval del sistema penitenciario y la indiferencia con la que el Ejecutivo enfrenta este problema.

Beto Vasques, doctorando en Ciencias Políticas y analista internacional, cree que, en la actualidad, en Brasil existe un clima de “incertidumbre económica, de insatisfacción social y de inestabilidad política”.

Gabriel Tuesta, politólogo, considera “como alternativa de solución para que disminuya la violencia, convocar en el más breve lapso posible elecciones directas”.

Para Jairo Máximo, periodista y colaborador de varios medios de comunicación brasileños, “es un momento crítico. Aun creo tardaremos unos años en salir adelante”.

José Vicente Carrasquero, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Simón Bolívar de Venezuela, es de la opinión de que la Administración de Temer “es la de un gobierno que nace mal, y empieza a tener problemas para generar gobernanza”.

Hispantv

Comentarios