Detienen a José María Aznar Botella por picotear a un inquilino a medio desahuciar *De tal palo tal astilla, por partida doble*

El hijo buitre del expresidente entró por la ventana del salón.
José María Aznar Botella podría ser el primer hijo buitre que se haya atrevido a atacar a una presa aún viva, sin esperar a que el agente judicial y la policía formalicen el desahucio de una vivienda y desalojen físicamente a los inquilinos.
Según los testigos, el carroñero estuvo sobrevolando el edificio durante más de veinte minutos, “en actitud nerviosa y atolondrada” hasta que decidió posarse en el balcón del piso y desde allí acceder al salón comedor para asestar numerosos picotazos al miembro más débil de la familia, el abuelo materno, quien, no obstante, consiguió estrellarle la bombona de oxígeno en el pico.
Los zoólogos creen que el agresivo comportamiento de José María Aznar Botella podría deberse a la desaceleración que están sufriendo las ejecuciones hipotecarias en Madrid desde que gobierna Manuela Carmena, aunque también lo achacan al ansia natural de los cachorros del Partido Popular.
Por otro lado, los médicos han vuelto a desmentir que el hecho de tener un hijo buitre se deba a factores genéticos, pues muchos de estos niños pertenecen a simples familias de sinvergüenzas, con marcado instinto delictivo pero sin inclinaciones necrófagas. “Tener un hijo buitre no tiene por qué ser una desgracia para los padres”, aseguran los psicólogos. “Basta con darles una buena hostia en el momento oportuno para que dejen de picotear a los débiles y se limiten a divertirnos con sus graznidos y su elegante vuelo”, añaden.   Más en Rokambol

Share this:

EPOINTERNAC

0 comentarios:

Publicar un comentario

DEJA UN COMENTARIO