AsopeveAsturias

El golpista Leopoldo López y sus complices políticos españoles (vídeos)


Leopoldo López, el violento activista político venezolano, ha sido condenado a 14 años de prisión tras haberse probado que fue promotor de las muertes acaecidas durante las llamadas “guarimbas”, que asolaron a Venezuela en el curso de los primeros meses del 2014.

Ni que decir tiene que los políticos adscritos al sistema institucional monárquico español no han desaprovechado la ocasión para unirse a la gran campaña mediática internacional contra el gobierno venezolano. Felipe González, el hombre que se atrevió a poner al servicio de su Gobierno a grupos terroristas parapoliciales para acabar con la vida de sus enemigos políticos, ha dicho que “nadie puede llamarse a engaño con Venezuela. Ese país se ha convertido en una dictadura ‘de facto’.

Sin embargo, el ex presidente González Márquez, que ocupaba la presidencia del Gobierno español el año en el que tuvo lugar en la nación latinoamericana una durísima represión durante las jornadas conocidas como “El Caracazo”, jamás transmitió una protesta en contra del Ejecutivo de su amigo y homólogo socialdemócrata Carlos Andrés Pérez, presidente de Venezuela y autor de una de las mayores masacres conocidas en la historia de ese país. Varios centenares de personas perdieron la vida en el curso de aquellos acontecimientos, sin que el presidente González clamara por los derechos humanos de las víctimas.

Pedro Sánchez, el candidato socialdemócrata a la presidencia del país, ha escrito en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: “todo mi apoyo a Leopoldo López, su mujer Lilian y toda su familia. Libertad. Libertad. Libertad”. En declaraciones posteriores a la prensa añadió que “en Venezuela se están destruyendo las libertades democráticas”.

Esperanza Aguirre, la presidenta del Partido Popular en la comunidad de Madrid, aseguró que la sentencia contra el activista violento Leopoldo Lópezdemuestra que “Nicolás Maduro es un tirano”. Aguirre añadió que se trata de un atentado contra los derechos humanos y una “persecución política al discrepante”.

Pero el pronunciamiento más repugnante e hipócrita de entre todos los transmitidos por los políticos institucionales españoles fue el del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias . “Lo hemos dicho siempre – dijo a los medios informativos el dirigente político “radical” . “A nosotros no nos gusta, venga de quien venga, que se condene a alguien por hacer política. Nos parece que en política las diferencias se tienen que resolver a través de procesos electorales”. Y añadió: “La crispación en Venezuela ha tenido consecuencias espantosas, que tienen que ver con que se pueda encarcelar a alguien por hacer política o que se hayan podido alentar golpes de Estado “.

Pero, ¿realmente Leopoldo López es víctima de la persecución de un Estado totalitario que persigue a sus enemigos políticos? ¿Se ha encarcelado a López“por hacer política”?, como dice Iglesias.

Si algo ha quedado muy claro a lo largo del proceso contra el golpista venezolano Leopoldo López, es la vetustez e ineficiencia del aparato judicial venezolano. Sin embargo, no sólo ha sido la Justicia la que no ha sufrido cambio alguno en el esperanzador proceso político de Venezuela. Otros muchos aspectos de la vida económica y social venezolana tampoco se han visto afectados por los efectos de la revolución bolivariana.

Cuando se conoce a través de testimonios documentales y videográficos la trayectoria política seguida por Leopoldo López, inevitablemente uno se pregunta cómo ha sido posible que un individuo de su catadura, que participó de manera tan protagónica en el golpe de Estado del año 2002 contra el presidente Chávez y, posteriormente, organizó las “guarimbas” que ocasionaron más de medio centenar de víctimas mortales y lograron paralizar la vida del país, pudo permanecer a lo largo de casi tres lustros en libertad, sin que ninguna autoridad judicial procediera a iniciar su procesamiento.

¿QUIÉN ES REALMENTE LEOPOLDO LÓPEZ?

Aunque López es un hombre relativamente joven, no es nuevo, sin embargo, en la actividad política. Desde que tenía alrededor de 20 años se inició en esa actividad, formando parte de los grupos ultraderechistas que desde los primeros gobiernos bolivarianos se opusieron violentamente con acciones callejeras a la presidencia de Chávez.

Según un relato del periodista canadiense Jean-Guy Allard, López inició su formación intelectual en los Estados Unidos, años antes de que Hugo Chávezganara sus primeras elecciones.

Gracias a su pertenencia a una de las familias más acaudaladas de Venezuela, Leopoldo López se pudo permitir el lujo de ir a estudiar a los Estados Unidos. Se matriculó en la “Kennedy School of Government”, de la privilegiada Universidad estadounidense de Harvard.

Durante su permanencia en esa Universidad norteamericana, Leopoldo López trabó relación con el famoso general David Petraeus, ex jefe de la CIAy muy próximo al presidente Obama. Según mantiene Guy Allard, López tuvo también la oportunidad de conocer personalmente a Paula Broadwell, académica especialista en contrainsurgencia y análisis geopolítico de la inteligencia militar estadounidense. Las relaciones políticas que Leopoldo López mantuvo durante su permanencia en los Estados Unidos podían haber adolecido de todo menos de inocuidad. Constituyó una etapa de intenso aprendizaje en las lides del adoctrinamiento político e ideológico pronorteamericano.

Se sabe que a su regreso a Venezuela, el joven Leopoldo estableció una estrecha conexión con el Instituto del Partido Republicano de EE.UU. (International Republican Institute), que según el periodista canadiense le prestó todo su apoyo financiero y también estratégico.

A partir del año 2002, la actividad política y conspirativa de López se intensifica vertiginosamente. Durante los primeros meses de ese año, cuentaGuy Allard, realizó frecuentes viajes a Washington. Solía vérsele en la sede delPartido Republicano, y acudía a encuentros con funcionarios del gobierno deGeorge Bush.

Pero durante aquellas fechas López alcanzó el cénit en su vehemente actividad política coincidiendo con la fecha en la que se produjo el golpe de Estado que pretendió derrocar al presidente Hugo Chávez. En abril de ese mismo año, Leopoldo encabezó la marcha de la oposición hacia el Palacio de Miraflores, residencia oficial del presidente, que terminaría ocasionando la muerte de decenas de personas.

Cuando él y los conspiradores antichavistas creyeron que con el secuestro de Chávez la asonada había triunfado definitivamente, López se enroló en el intento de linchamiento del entonces ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín. (Ver primer vídeo adjunto).

La causa judicial que se abrió contra él por su violenta participación en la tentativa de acabar con la vida del ministro sería sobreseída posteriormente, gracias a una amnistía general promulgada en 2007 por el presidente Chávez.

INHABILITADO POR CORRUPCIÓN

Pero las andanzas de López no se limitaron a las actividades conspirativas o violentas en contra de un gobierno legítimamente constituido por la decisión democrática del pueblo venezolano. En el 2008, Leopoldo López fue inhabilitado por la Contraloría General, por un caso de “conflicto de intereses”. En 1999, siendo asesor de la estatal de “Petróleos de Venezuela”, justo cuando su madre, Antonieta Mendoza, era Directora de Asuntos Públicos de la empresa, recibió una importante subvención para la organización política que había creado.

En 2011, la Contraloría lo inhabilitó nuevamente por tres años, hasta 2014, por el desvío de recursos públicos, siendo alcalde de Chacao (2000-2008).

SU RELACIÓN CON EL EX PRESIDENTE URIBE

En el año 2011, Leopoldo López estableció una serie de nexos de unión con el ex mandatario ultraderechista colombiano Álvaro Uribe. A partir de entonces, empezó a viajar con frecuencia a Colombia, donde se reunía con el ex presidente del país vecino.

Como es sabido, Uribe ha sido vinculado no sólo con los grupos paramilitares que han provocado miles de asesinatos en Colombia, sino también con el desaparecido capo de la droga Pablo Escobar Gaviria. Uribe ha sido acusado, igualmente, de ordenar cientos de desapariciones forzosas mientras presidió el gobierno colombiano.

LAS “GUARIMBAS”

Desde los primeros meses del año 2014, Leopoldo López, consciente de las dificultades existentes para acabar con el gobierno bolivariano, inició un violentísimo periplo de agitación callejera, con el claro objetivo de romper el orden constitucional establecido, incitando a la acción violenta y demandando la salida del presidente Nicolás Maduro por una vía no democrática.

Sus llamamientos a la violencia culminaron con la organización de diversos focos de insurrección en varias ciudades venezolanas. A tales núcleos violentos se les denominó “guarimbas”. A través de ellas, la oposición burguesa pudo establecer en Venezuela durante varias semanas un imperio de terror.

En el curso de los meses en los que se desarrollaron las “guarimbas”murieron alrededor de medio centenar de personas. Los “guarimberos” procedieron al asesinato indiscriminado, cercando barrios y urbanizaciones enteras en diferentes ciudades del país. La vida social y económica de Venezuela estuvo a punto de colapsar.

Leopoldo López, sin embargo, no ha sido juzgado y condenado por esos hechos, sino por su instigación pública al asalto e incendio de la sede delMinisterio Público y de quienes allí se encontraban en el momento que instó a sus correligionarios a su allanamiento y destrucción .

VÍDEOS RELACIONADOS:











via -kaosenlared
Share on Google Plus

About Sergio Primiani Di Dionisio

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA UN COMENTARIO